Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jaime Martínez-Bordíu queda en libertad

Jaime Martínez-Bordiú, nieto de Francisco Franco, ha quedado en libertad tras declarar ante el juez en relación con el incidente de tráfico que protagonizó en la mañana del jueves. Según la denuncia de un conductor, Martínez- Bordiu le embistió con su vehículo mientras hablaba por el móvil y después, en lugar de parar, huyó y le mostró una pistola. El magistrado no le ha impuesto ninguna medida cautelar.
Según han indicado fuentes judiciales, la declaración, de la que no ha trascendido ningún detalle, ha tenido lugar en el Juzgado de Instrucción número 3 de Móstoles.
Martínez-Bordiú, de 45 años, acudió voluntariamente a las dependencias de la Guardia Civil en Villanueva de la Cañada sobre las tres y media de la tarde del miécoles, unas horas después de ser requerido porque un conductor le había denunciado por haberle embestido con un vehículo y amenazarle con una pistola, en una calle de ese municipio madrileño.
Tras quedar detenido por un delito de amenazas contra el conductor que le había denunciado, declaró ante la Guardia Civil y quedó en libertad a primera hora de la noche al tratarse de un delito menor, tener domicilio conocido y no presumirse riesgo de fuga.
La Guardia Civil tampoco ha informado sobre lo declarado por el detenido ni pudo precisar si tenía algún arma, ya que no se registró su domicilio al haberse presentado él voluntariamente ante los agentes.
Los hechos ocurrieron sobre las ocho de la mañana del jueves cuando, según la denuncia interpuesta por un conductor ante la Guardia Civil, el acusado le embistió mientras hablaba por el móvil y después, en lugar de parar, huyó y le mostró una pistola.
Según el denunciante, que en ese momento se alejó del lugar, a continuación se escucharon "lo que parecían cuatro detonaciones". Nadie resultó herido y el coche del denunciante únicamente presenta un golpe. EPF