Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Janssen crea un proyecto que recoge testimonios de personas con esquizofrenia que han vuelto a su vida normal

Janssen, junto a asociaciones de pacientes con esquizofrenia y sociedades profesionales de médicos, ha puesto en marcha el proyecto '#di_capacitados', que recoge el testimonio de personas con esquizofrenia que han recuperado su vida normal, y conviven con la patología como con cualquier otra enfermedad crónica.
"Este proyecto ha nacido con el fin de demostrar que los pacientes con esquizofrenia pueden mantener una buena calidad de vida y que sus posibilidades sociales y laborales son compatibles con las que pueda realizar cualquier paciente con una enfermedad crónica", ha explicado el director de Relaciones Institucionales de Janssen, Ramón Frexes.
Y es que, tal y como ha señalado, detrás de la esquizofrenia, no hay una enfermedad, sino una persona capaz de integrarse y de prestar un servicio a la sociedad y comunidad en la que vive. Por ello, la iniciativa aporta un enfoque diferente de la esquizofrenia, una visión "optimista", que pone de manifiesto que la recuperación es "más que posible".
En este sentido, el presidente de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, Jerónimo Saiz, ha asegurado que es un proyecto necesario para contrarrestar las imágenes distorsionadas y prejuicios que la sociedad puede tener sobre la esquizofrenia.
En concreto, a través de video-documentales, disponibles en 'www.dicapacitadosesquizofrenia.com', pacientes de diferente edad y entorno social, narran su historia personal: el momento de su diagnóstico, cómo la esquizofrenia limitó su vida, qué ha hecho posible su mejoría y, sobre todo, cómo han recuperado su vida, sus ilusiones, proyectos y futuro, viviendo la esquizofrenia sin prejuicios.
Además, coincidiendo con la semana de la salud mental, que se celebra esta semana, se proyectará en salas de cine españolas el cortometraje del este proyecto.
De hecho, tal y como ha explicado la psiquiatra del Hospital San Carlos de Madrid, Marina Díaz Marsá, con un tratamiento adecuado los pacientes pueden compatibilizar su enfermedad llevando una vida lo más normal posible. "No son esquizofrénicos, sino personas con un problema que, en este caso, se llama esquizofrenia y en otros casos se puede llamar diabetes o artrosis", ha apostillado Saiz.
LA RECUPERACIÓN ES POSIBLE
El diagnostico de la enfermedad, que suele coincidir con la edad adolescente o con las primeras experiencias laborales, provoca que los pacientes accedan o mantengan puestos de baja cualificación. No obstante, iniciar pronto el tratamiento está permitiendo que esta situación cambie y que los pacientes puedan optar a más oportunidades de empleo.
Para muchas personas diagnosticadas, sus familias, su entorno e incluso para muchos profesionales de la Salud Mental, resulta un desafío entender la enfermedad mental crónica desde la recuperación, por no hablar de la sociedad en general.
Sin embargo, la psicóloga y gerente de Asociación Madrileña de Amigos y Familiares de Enfermos Con Esquizofrenia (AMAFE), Ana Cabrera, ha asegurado que "sí es posible", si se entiende que la recuperación es algo que va "más allá" de la cura, y que implica un crecimiento personal y una manera de vivir una vida "satisfactoria", con esperanza y aportaciones, incluso con las limitaciones causadas por la enfermedad mental.
Por tanto, las personas con esquizofrenia pueden trabajar, estudiar, tener pareja y familia, conducir o vivir de forma independiente, ya que, al igual que ocurre con otras enfermedades crónicas, una persona con esquizofrenia con un adecuado seguimiento y el apoyo de todos, asociaciones de pacientes, familiares y profesionales sanitarios puede llevar una vida normalizada e integrada en la sociedad.
Finalmente, la presidenta de Feafes Empleo, Maribel Rodríguez, ha destacado la importancia de que las empresas ofrezcan una oportunidad a las personas con trastorno mental para que puedan demostrar sus capacidades. "Si la compañía tiene claras las competencias que precisa para un puesto, podrá encontrar al trabajador más apto y eso debería ser lo que prime más", ha recalcado.