Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jesús del Gran Poder pierde un brazo

El suceso se produjo tras la misa de la tarde del domingo, cuando L.C.O., sevillano de 37 años y, al parecer, con las facultades mentales mermadas, se acercó a la imagen del Gran Poder, talla del siglo XVII atribuida a Juan de Mena, y empezó a golpearla. Después tiró de uno de los brazos hasta arrancarlo.
El agresor fue detenido inmediatamente por un policía de paisano que se encontraba en el templo y que fue ayudado por varias personas. Así evitaron males mayores.
A los pocos minutos llegaron a la Iglesia sendas patrullas de la policía local y nacional para el traslado del detenido. Tras el suceso un equipo de la Policía Científica se desplazó al tempo para evaluar los daños e instruir las correspondientes diligencias.
El presidente del Consejo de Hermandades de Sevilla acudió también a la basílica para entrevistarse con el hermano mayor de la Cofradía del Gran Poder. El restaurador Luis Álvarez Duarte ya ha revisado la imagen. El hermano mayor de la Hermandad, Enrique Esquivias, ha explicado que el Cristo tiene un desgarro limpio y será fácil recuperarlo.
El Hermano Mayor ha asegurado que los hermanos están "bastante afectados" porque nunca se había producido un hecho similar y añadió que la sensación de "pena e impotencia" está latente en la Hermandad. 
En este sentido, ha manifestado que "el verdadero problema" que surge tras estos hechos consiste en plantearse "tomar medidas de seguridad" para evitar situaciones similares "en un futuro", manifestando que en la Hermandad del Gran Poder tendrán que hacer "una reflexión tranquila" para decidir "qué se va a hacer". No obstante, ha afirmado que de momento, y "provisionalmente", van a mantener cerrado el camarín e, incluso, incrementarán su seguridad hasta que se decidan otras medidas.
El detenido, acusado de un delito contra el patrimonio, pasará a disposición judicial en las próximas horas, probablemente esta tarde", según fuentes policiales. Podría ser castigado con hasta tres años de cárcel. EBP