Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jiménez (PSOE-A) critica "el juego hipócrita" de Monago al pedir la retirada de la ley pero votar en contra

El portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, ha criticado "el juego hipócrita" del presidente de Extremadura, José Antonio Monago (PP), de defender ante el Parlamento de esta comunidad la "retirada" de la reforma de la Ley del Aborto emprendida por el Gobierno de la Nación, pero seguidamente "votar en contra" de esta cuestión.
A preguntas de los periodistas, momentos después de registrar en el Parlamento el proyecto de Ley integral para la no discriminación por motivos de identidad de género, Jiménez se ha pronunciado así, después de que el PP extremeño defendiera una propuesta en la que pedía al Gobierno central que "no avanzara" en la tramitación del anteproyecto de Ley del Aborto.
En concreto, reclamaba que no se avanzara más hasta que "no se haya consumado un diálogo y debate" con otras fuerzas políticas que conduzca a una regulación de la interrupción voluntaria del embarazo "mucho más consensuada" con otras fuerzas políticas. Si bien, el PP extremeño rechazaba seguidamente dos iniciativas que habían presentado los grupos parlamentarios Socialista y de Izquierda Unida para reclamar la retirada de la reforma de la Ley del Aborto.
Mario Jiménez ha considerado que en el PP están "muy radicalizados a la derecha" y que Monago es tan de derecha radical y conservadora como el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, o el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En su opinión, el posicionamiento del presidente extremeño responde más a una "posición táctica" que a un convencimiento en términos ideológicos o de respeto a los derechos de las mujeres.
"La realidad es que el PP con la Ley del aborto se ha metido en un jardín, mostrando su cara más radical de derechas con una legislación que retrotrae a España a tiempos del franquismo, y hay líderes de ese partido que saben que eso les está complicando la vida", ha afirmado el dirigente socialista, quien ha dicho que le gustaría que la reacción de estos dirigentes del PP fuera "sincera y honrada".
No obstante, ha subrayado que si esta posición táctica sirve para que esta ley, "más propia del franquismo, vuelva a las catacumbas, bienvenida sea". "El problema es que estamos en un juego hipócrita porque Monago pedía la retirada de la ley al mismo momento que estaba votando para que no se retirara la ley", ha concluido Jiménez.