Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jiménez (PSOE) exige al Gobierno que mantenga "sin interrupción" la tarjeta sanitaria a los emigrantes sin prestación

Considera que el PP "se ha equivocado y lo sabe" y destaca que la presión de los socialistas en materia social "está surtiendo efecto"
La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha exigido al Gobierno que mantenga "sin interrupción" la tarjeta sanitaria a los emigrantes, que pierdan la prestación por desempleo o subsidio y hayan pasado fuera de España más de 90 días.
"Desde el PSOE hemos iniciado a nivel nacional una campaña para denunciar lo que está haciendo el PP con el sistema público de salud, que consideramos un ataque a los derechos universales de los españoles", ha manifestado Jiménez, este martes, en una rueda de prensa celebrada en Málaga.
Así, ha criticado la modificación, realizada por el Ejecutivo central, a través de la cual, según ha considerado la dirigente socialista, el PP califica como "asegurado" a aquellos parados que pasen más de 90 días fuera de España.
"A pesar de que está claro que ha hecho modificaciones, ya que antes se perdía la residencia cuando se pasaba más de 180 días fuera, el PP sigue diciendo que no ha habido ningún cambio y que todos siguen disfrutando de la tarjeta sanitaria", ha subrayado, al tiempo que se ha preguntado cuál es la causa de dicha enmienda.
Ante esta situación, Jiménez, que ha estado acompañada por el parlamentario en la cámara andaluza del PSOE por Málaga Enrique Benítez, ha emplazado al PP a que explique "en qué lugar se dice que los españoles mantienen el derecho a la tarjeta sanitaria".
No obstante, según ha detallado, muchas comunidades autónomas "han decidido no aplicar este ataque del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de la ministra de Sanidad, Ana Mato". "En Asturias o en Andalucía los ciudadanos cuando viajen y pierdan la prestación por desempleo y estén más de 90 días en el extranjero no van a perder la tarjeta sanitaria", ha añadido.
Por ello, ha instado a las comunidades autónomas gobernadas por el PP "a decir si van a mantener la tarjeta sanitaria de sus ciudadanos que viajen al exterior", ya que, ha considerado, "hablamos de jóvenes que marchan a buscar empleo, pero también de adultos que tienen a su cargo a personas cuya permanencia de la tarjeta sanitaria depende de que ellos mantengan el derecho a prestación sanitaria".
COPAGOS
En este sentido, ha lamentado que "como siempre, los recortes y reformas del PP se están cebando con personas que están más desprotegidas y débiles". "Es exactamente esto lo que queremos evitar con esta campaña, como hemos hecho con los copagos", ha apostillado.
Asimismo, ha destacado la actuación de los socialistas en materia social y sanitaria, cuya presión "esta surtiendo efecto". "La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ya ha dicho que no va a aplicar el copago hospitalario, lo que demuestra que nuestra acción tiene resultados", ha incidido.
"La ministra Mato ya ha anunciado que tampoco se van a aplicar los copagos a productos dietoterápicos, el copago ortoprotésico o el del transporte sanitario no urgente", ha expresado, al tiempo que ha calificado estas medidas como "improvisadas, injustas y de chapuza jurídica, porque no se hacen leyes sanitarias, sino modificaciones y reformas que suponen recortar derechos".
Por su parte, Benítez ha definido que la modificación sobre la retirada de la tarjeta sanitaria a los parados que pasen más de 90 días en el extranjero es "un ataque grave", en un momento en el que ha aumentado la emigración "a causa de la falta de oportunidades, consecuencia de la política de austeridad del PP".
Ante esto, ha calculado que, en la provincia de Málaga, entre 8.000 y 10.000 jóvenes, de una media de edad de 25 años, podrían verse afectados por esta reforma de la ley 16/2003, y ha criticado que "el PP miente al negar que recorta derechos a jóvenes".