Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José María Solís: "Yo sólo quería cobrar"

José María Solís amenazó con quemarse delante del ayuntamiento de Loeches porque su alcalde no le pagaba una deuda de más de 400.000 euros.
El constructor ya ha sido puesto en libertad, tras pasar la noche en los calabozos del cuartel de la Guardia Civil de Arganda del Rey acusado de desórdenes públicos.

José María ha declarado ante el juez y ha sido puesto en libertad. Ahora, tras alcanzar un acuerdo con el ayuntamiento, está más tranquilo, aunque todavía afectado por los hechos ocurridos. Desde el consistorio han anunciado que se comprometen a pagarle 166.000 euros, pero ponen condiciones, porque aseguran que las obras que realizó no fueron terminadas correctamente.
"La situación me ha sobrepasado, yo lo único que quería era cobrar", asegura José María, que justifica su actitud: "Yo estoy hasta el cuello de deudas y ya no sabes que hacer, estoy hecho polvo", asegura.
El empresario, que afirma que no sabe si habría sido capaz al final de prenderse fuego, espera que ahora el ayuntamiento "esta vez cumpla lo que se ha comprometido y nos pague, esta vez, de verdad". Y añade que el Ayuntamiento de Morata de Tajuña le debe también 50.000 euros por otras obras efectuadas.
BQM