Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jóvenes malagueños podrán optar a una ayuda mensual de 800 euros para estudiar y hacer prácticas en Alemania

El Ayuntamiento de Málaga y la European Foundation for Education firman un acuerdo para reducir el desempleo juvenil
Jóvenes malagueños de entre 18 y 30 años podrán optar a una ayuda mensual de hasta 800 euros para recibir formación profesional y hacer prácticas en Alemania durante un periodo de tres años, según el protocolo de intenciones firmado este miércoles entre la European Foundation for Education (EFE) y el Ayuntamiento de Málaga.
El objetivo general de esta iniciativa pionera es poner en marcha medidas que ayuden a reducir el desempleo juvenil en la capital malagueña y mejorar el desarrollo económico. El interlocutor municipal en esta cooperación será el concejal de Relaciones Institucionales Internacionales, Julio Andrade.
Como primera medida, EFE, junto con la Fundación Kolping, abrirá el Centro Alemán de Formación Profesional en un local de propiedad municipal --las antiguas dependencias de Gestrisam en calle Cuarteles o las anteriores del CEMI, en los bajos de un edificio residencial de la zona del paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso, por ejemplo--. La adaptación de las instalaciones correrá a cargo de la entidad alemana, que, además, pagará al Consistorio "una renta moderada", según ha señalado en rueda de prensa el alcalde, Francisco de la Torre.
Según lo acordado por ambas entidades, los jóvenes --unos 200 al inicio, que podrían llegar, posteriormente, al millar, y que aún deben ser seleccionados-- comenzarán recibiendo en Málaga clases de alemán y formación en ciertas materias que se correspondan con las líneas estratégicas de la ciudad, tales como innovación, cultura, turismo, accesibilidad o sostenibilidad ambiental, entre otras. Estos estudiantes podrían iniciar la actividad en el nuevo centro en un periodo aproximado de dos meses.
A continuación, los alumnos se trasladarán a Alemania --en torno al otoño--, donde seguirán recibiendo formación --unas 12 horas lectivas a la semana en un centro de educación--, al tiempo que trabajarán en empresas --unas 24 horas semanales--.
La ayuda mensual de hasta 800 euros será abonada por la empresa y el propio Gobierno alemán, pagando, además, dos viajes a Málaga al año. De la cantidad de la beca, entre 100 y 150 euros irían destinados a costear el alojamiento, que podría ser en residencias de la Fundación Kolping o en familia.
REGRESO A MÁLAGA
El propósito es que, al cabo de tres años, los jóvenes pudieran regresar a Málaga, un aspecto en el que será determinante la acción de los empresarios malagueños. "Queremos formar el mejor talento de Málaga para que vuelva aquí a colaborar en el progreso de nuestra tierra", ha afirmado De la Torre. De hecho, el Ayuntamiento y la EFE ya se han reunido con representantes de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y de la Cámara de Comercio.
De igual modo, el regidor malagueño ha informado de que este mismo miércoles ha trasladado esta iniciativa a la rectora de la Universidad de Málaga (UMA), Adelaida de la Calle, y al delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo.
En relación con la UMA, otra línea de actuación de este acuerdo irá enfocada a realizar estudios en universidades alemanas de forma combinada con prácticas en empresas también germanas.
Además, se contempla contar con programas para un primer empleo, para lo que existen fondos europeos; apoyar las iniciativas de 'startup' para emprendedores, u ofrecer estudios superiores para medidas concretas, como puede ser el ahorro energético.
Precisamente, el alcalde ha expresado el compromiso del Ayuntamiento para ser "un socio activo" de esta red que impulsa la Fundación Europea para la Educación, ya que la reducción del paro juvenil es "uno de los retos de la Europa de hoy, donde hay más de seis millones de jóvenes desempleados".
Por su parte, Wolfgang Schuster, presidente de la EFE, con sede en Stuttgart, ciudad alemana de la que fue alcalde durante 16 años, se ha mostrado seguro de que esta colaboración será "todo un éxito". Ha advertido de que "el talento se está perdiendo y son necesarios esos valores para desarrollar nuestra sociedad y nuestra economía".
Esta iniciativa se basa en dos puntos principales: "la unión de las empresas locales para el desarrollo local, y el sistema educativo, ligado al económico", según Schuster.
El responsable de esta fundación ha hecho hincapié en lo positivo que sería que, en materia de la formación profesional, se pusieran en marcha acuerdos concretos entre los gobiernos alemán y español para fomentar el sistema que combina teoría y práctica en empresas.