Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rey don Juan Carlos vuelve a disfrutar de una de sus grandes pasiones: las regatas

Comienzan los primeros entrenamientos en el Real Club Náutico de Sangenjo y una vez más el Rey Juan Carlos viajó hasta el norte del país para acompañar a algunos de los regatistas más famosos. En este primer encuentro participaron destacados regatistas del panorama nacional e internacional, como Pedro Campos, acompañados, todos ellos, por el emérito.
EL REY JUAN CARLOS DISFRUTA DE UNA DE SUS MAYORES PASIONES, LA NAVEGACIÓN, EN SANGENJO
El Rey Don Juan Carlos tuvo la oportunidad de probar diferentes unidades como el "Ian" y el "Galant" y tras los entrenamientos compartió sus impresiones sobre la clase con regatistas de talla nacional e internacional como Pedro Campos, Alberto Viejo, Laureano Wizner, Ib Andersen o Mauricio Sánchez-Bella. Según Pedro Campos, el grado de implicación del monarca en este proyecto se debe a que "él quería volver a navegar después de la experiencia del pasado otoño y además este tipo de barcos, en el que vas sentado y sujeto, le favorece".
El tiempo meteorológico tenía preparada para el fin de semana una tregua por lo que el monarca pudo disfrutar de Galicia en compañía de su íntimo amigo, Pedro Campos, con el que compartió la que es sin duda una de sus mayores pasiones, los deportes náuticos. Durante su visita pudo probar muchos de los barcos clásicos con lo que se pretende ensalzar el patrimonio cultural marítimo.
EL REY EMÉRITO Y SU AMIGO PEDRO CAMPOS VOLVIERON A ENCONTRARSE
Esta no es la primera vez que el rey emérito visita Sangenjo y es que el año pasado Juan Carlos visitó el municipio marinero para disfrutar del Real Club Náutico en compañía de uno de sus grandes amigos, el presidente del club. Campos quiere poner en marcha una iniciativa en la que los patrones puedan entrar en contacto con estos barcos clásicos para poder realizar la presentación oficial de la flota.
A pesar de que la Familia Real no está pasando por su mejor momento, el Rey ha preferido mantenerse en un segundo plano en el juicio del Caso Nóos por el que su hija, la Infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarín se han sentado en el banquillo de los acusados.