Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La primera capilla dedicada a San Juan Pablo II en la diócesis de Valencia, bendecida en Siete Aguas

La primera capilla dedicada a San Juan Pablo II en la archidiócesis de Valencia, tras su canonización el pasado domingo por el Papa Francisco, ha sido bendecida en el término valenciano de Siete Aguas, en un campamento gestionado por la parroquia Mare de Déu del Lluch de Alzira, en el transcurso de una misa en la que participaron más de 250 personas.
Según ha informado el Arzobispado en un comunicado, la capilla, al aire libre y construida por los propios feligreses en una antigua granja, fue bendecida el domingo, ocho horas después del inicio de la misa de canonización de San Juan XXIII y San Juan Pablo II, en el transcurso de una convivencia organizada con motivo de declaración como santos de ambos pontífices.
La apertura de la capilla ha sido "fruto del trabajo de jóvenes, matrimonios y amigos de la parroquia y que terminaron días antes de la canonización", según ha señalado el titular de la parroquia, Ramón Martín, que coordinó los trabajos.
La convivencia, organizada por la Pastoral Familiar de la parroquia, "reunió a familias y jóvenes en el campamento que pudieron seguir en directo por la mañana la canonización, a través de una pantalla, y que, además, participaron en una comida de fraternidad y en una misa de acción de gracias por la tarde después de la bendición de la capilla".
El campamento, perteneciente a la fraternidad misionera del 'Verbum Dei' y que lleva el nombre de 'Juan Pablo II', es gestionado por la parroquia alcireña en virtud de un convenio firmado para los próximos 20 años con esta fraternidad.
La rehabilitación de las instalaciones, que están ubicadas en las denominadas 'antiguas granjas', está "prácticamente finalizada". De esta forma, el campamento, "abierto a todas las parroquias de la archidiócesis", cuenta con la nueva capilla, diversos dormitorios, comedor, cocina y "amplias zonas verdes para actividades al aire libre propias de campamentos de jóvenes", ha comentado el párroco.