Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los postuladores de las causas de Juan Pablo II y Juan XXIII destacan su fe, caridad, humildad y entrega a la Iglesia

Los postuladores de las Causas de canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII han respondido este martes a la pregunta '¿Por qué son santos?' y han destacado su amistad con Cristo, su fe profunda popular y afianzada en la oración, su caridad, humildad, fervor mariano y su entrega a la Iglesia.
Concretamente, el postulador de la Causa de canonización del Papa Juan XXIII, el padre Giovan Giuseppe Califano, ha señalado que la santidad de Angelo Giuseppe Roncalli se vio en cada etapa de su vida, como sacerdote, obispo y Papa, según informa Radio Vaticana.
La santidad del Papa Roncalli se caracteriza, según ha indicado, por "una profunda humildad y abandono a la providencia" así como por ser "sencilla y atractiva, fácil de leer y suave". Su "paternidad", según ha añadido, "conmovió al mundo".
En cualquier caso, ha advertido de que la expresión 'Papa bueno' debe entenderse, como decía Pablo VI, no como "un buenismo genérico" sino como sinónimo de "amor, genio pastoral, comprensión y perdón".
Por su parte, el postulador de la causa de Juan Pablo II, monseñor Slawomir Oder, ha destacado la importancia que tuvieron para Karol Wojtyla tres personas: su padre, el sastre de Cracovia y el entonces arzobispo de la ciudad que le dio la bienvenida al seminario.
"Juan Pablo II era un hombre que sabía encontrar en Dios la fuente de la vida", ha precisado para destacar su empeño en la oración --que era para el Papa polaco "su agua, su pan diario"-- y su caridad.