Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos bulas de Juan XXIII sobre San Juan de Ribera y la Virgen de los Desamparados se muestran en Valencia

Dos bulas firmadas por el beato Juan XXIII, que será canonizado el próximo domingo en Roma con el que fuera también papa Juan Pablo II, se conservan en la archidiócesis de Valencia, donde varios colegios tanto públicos como diocesanos están dedicados a él, así como calles, según han señalado fuentes el Arzobispado.
Así, la bula firmada en 1961 por Juan XXIII, declarando a la Virgen de los Desamparados como patrona canónica de la Región Valenciana se exhibe en la actualidad en el Museo Mariano (Muma) ubicado en la Basílica de la Virgen, de Valencia. Junto a él, el Muma muestra el cirio que regaló el mismo pontífice al entonces arzobispo de Valencia, monseñor Marcelino Olaechea, para que fuera encendido ante la imagen de la patrona.
La propia Basílica tiene instalado en la entrada al templo desde aquel mismo año, 1961, también un retrato de Juan XXIII obra de Concha Torres Palop.
Igualmente, el Real Colegio Seminario Corpus Christi de Valencia El Patriarca, conserva en su archivo la bula de Juan XXIII, firmada el 12 de junio del año 1960, de canonización de San Juan de Ribera, arzobispo de Valencia entre 1569 y 1611 y fundador de El Patriarca.
A la canonización de San Juan de Ribera, presidida por Juan XXIII en el Vaticano, acudieron desde la diócesis de Valencia en tren y autobuses centenares de valencianos, entre ellos los seminaristas de "El Patriarca" en una peregrinación presidida por el entonces arzobispo de Valencia, monseñor Marcelino Olaechea.
Por otro lado, Juan XXIII también otorgó con carácter perpetuo la posibilidad de obtener la indulgencia plenaria a todos los fieles que asistan a la fiesta anual del Santo Cáliz que se celebra todos los meses de octubre en la Catedral de Valencia.
Además, en la archidiócesis hay colegios públicos dedicados al beato Juan XXIII en las localidades valencianas de Torrent y Catarroja así como un colegio diocesano en Burjassot, una residencia Universitaria en Valencia, y la congregación de los Salesianos rige un colegio en Alcoi con su nombre. Igualmente, el Ayuntamiento de Valencia le dedicó una avenida en el barrio de Benicalap de la capital valenciana.