Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El segundo test del virus del ébola realizado a la hermana Juliana vuelve a dar negativo

El segundo test del ébola realizado a la religiosa Juliana Donoha Bohe ha vuelto a dar negativo y la paciente estará bajo observación en el Hospital La Paz-Carlos III hasta que transcurra el periodo de incubación de 21 días del virus, en virtud del protocolo de aislamiento establecido.

Así lo indica el último parte médico difundido por el hospital y que detalla que la paciente, ingresada desde el pasado jueves en la sexta planta del Carlos III, se encuentra con "buen estado general y estable hemodinámicamente".
"La paciente no presenta sintomatología de la enfermedad por virus del ébola y el segundo test realizado ha sido negativo. Estará bajo observación hasta que transcurra el periodo de incubación de 21 días, siguiendo el protocolo de aislamiento establecido", recalca el parte médico.
Recuerda el hospital que la principal vía de transmisión es el contacto con las secreciones de pacientes infectados como sangre, orina, heces, lágrimas, entre otros, y el periodo de incubación es de entre 2 y 21 días tras el contacto. Durante ese periodo, si no se presentan síntomas, "el virus no se transmite".
"NULO RIESGO" DE CONTAGIO PARA EL PERSONAL
Por otro lado, el centro recuerda que tras el fallecimiento el martes por ébola del religioso Miguel Pajares, se ha se ha procedido a la limpieza y biodescontaminación de la estancia que ocupaba, de los conductos de ventilación y de los equipos médicos instalados en el área, en aplicación de la normativa vigente establecida por la Organización Mundial de la Salud.
Así, la tecnología utilizada para la biodescontaminación recibe el nombre de VHP (tecnología con vapor de peróxido de hidrógeno) que genera "vapor seco de alta potencia capaz de provocar una muerte biológica en un corto espacio de tiempo".
Una vez finalizada la fase de descontaminación, "está garantizada al cien por cien" la seguridad de todo el entorno y el personal que ha atendido al paciente infectado por el virus pasará 21 días en periodo de observación, aunque el riesgo de contagio "es prácticamente nulo ya que se han tomado todas las medidas preventivas establecidas".
No obstante, el centro recalca que estas medidas de control se basan "en tomar la temperatura corporal dos veces al día y alertar en caso de superar los 38 grados centígrados".
Asegura el hospital que durante el tiempo que el equipo de profesionales sanitarios y no sanitarios ha atendido a este paciente "se han cumplido todas las medidas de seguridad y protocolos establecidos" tanto por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad como por la Comunidad de Madrid, sin que se haya registrado ningún incidente.
En este sentido, asegura que la respuesta de los profesionales del Hospital La Paz-Carlos III ante "esta situación extraordinaria ha sido excepcional y ha demostrado la alta profesionalidad y preparación con" la que cuentan los trabajadores de la red sanitaria de la Comunidad, lo que ha sido "determinante para garantizar la seguridad de la población en general".