Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Andalucía prohíbe que al concurso para explotar Aznalcóllar concurran Boliden u otra empresa relacionada

La previsión es que los trabajos en el complejo minero puedan reanudarse en 2015
El consejero andaluz de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha presentado este jueves las bases para seleccionar a la empresa que explote el yacimiento minero de Aznalcóllar (Sevilla) y, entre ellas, se establecen los mecanismos necesarios para impedir la participación de Boliden o de cualquier otra empresa relaciona con ella directa o indirectamente.
La mina de Aznalcóllar cesó su actividad bajo la explotación de la multinacional Boliden-Apirsa en 1998 a raíz de la ruptura de la balsa de residuos que provocó la contaminación masiva del cauce del río Guadiamar y exigió un programa de restauración que ha supuso el desembolso de aproximadamente 90 millones de euros durante varios años, cantidad que la Junta reclama a la citada empresa.
La previsión de la Junta es que los trabajos en el complejo minero puedan reanudarse en 2015. La inversión dependerá del proyecto, si bien la Junta estima que menos de 300 millones de euros es "imposible", mientras ha recordado que en anteriores etapas, con una tecnología y proyecto diferente, se llegaron a crear más de 400 empleos directos.
En rueda de prensa junto al secretario general de Innovación, Vicente Fernández, y a la directora general de Industria y Minas, María José Asensio, el consejero ha expresado que tienen la esperanza de que el concurso "no va a quedar desierto", aunque en este momento no ha habido comunicación oficial de ninguna empresa a la Junta interesándose por explotar la mina. La Junta estima que la mina tiene un mínimo de diez años de explotación, al tiempo que la "cuestión medioambiental será eje vertebrador a la hora de seleccionar a la empresa minera".
El documento sobre las bases del concurso, que ayer apareció publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) y este jueves en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), marca un hito en la historia minera de la comunidad autónoma, pues es la primera vez que se elige a la compañía explotadora de una masa constatada de mineral mediante un procedimiento de concurrencia competitiva, según ha expuesto Sánchez Maldonado.
El consejero ha expuesto que el proceso de selección se estructurará en dos fases. Durante la primera, que termina el próximo 16 de abril, las empresas deben presentar la documentación y un anteproyecto. Este periodo tiene como objeto elegir la mejor empresa y las mejores soluciones técnicas.
Para ello, se establecerán unos criterios de admisión basados en la solvencia técnica y económica, que garanticen que la entidad aspirante es capaz de abordar el proyecto en su totalidad. Se valorarán especialmente la capacidad técnica, la calidad del anteproyecto y los compromisos medioambientales. La Administración resolverá, en el plazo de tres meses, cuáles son las compañías admitidas.
Para la segunda fase, las empresas preseleccionadas (y que por tanto superen la etapa anterior) deberán presentar, en un periodo máximo de cinco meses transcurridos desde su preselección, su proyecto de explotación con todos los detalles técnicos, de seguridad y ambientales para el aprovechamiento de la mina.
La previsión de la Junta es que los trabajos en el complejo minero puedan reanudarse en 2015 gracias a la preparación y adaptación de terrenos e instalaciones y a las exigencias del nuevo proyecto, siempre con el propósito de comenzar cuanto antes a extraer el mineral.
El consejero ha puesto el acento en tres aspectos muy importantes: por primera vez en la historia de Andalucía se va a seguir un procedimiento de concurrencia competitiva para la selección de la empresa que se encargue de la explotación de una mina, con un concurso público; se establecen los mecanismos necesarios para garantizar que, "en ningún caso, sea admitida ninguna empresa que directa o indirectamente tenga relación con Boliden o que tenga deuda pendiente alguna con las administraciones competentes, en tanto esa multinacional no reembolse las cantidades adeudadas" a la Junta, mientras que la conservación del patrimonio ambiental y la seguridad del entorno "es indispensable".
"Aquí tenemos que ser extremadamente cuidadosos", según ha indicado el consejero, quien ha apuntado que, por ello, se prohíbe la construcción de depósitos de lodos, mientras que se van a exigir las máximas garantías conservacionistas tanto para la cuenca del río Guadiamar como para el propio Corredor Verde.
INCREMENTO DE AFILIACIÓN A LA SS DEL 35%
Sánchez Maldonado ha encuadrado el propósito de reabrir el complejo de Aznalcóllar en la "apuesta firme" del Gobierno andaluz por la minería, un sector con una importante capacidad para generar riqueza en la comunidad. Ha explicado que el incremento de la demanda de metales en países emergentes como China e India, sostenido en el tiempo, facilita el incremento de precios y, por consiguiente, también la rentabilidad de los yacimientos. Así, según ha apuntado, explotaciones que en su día dejaron de ser rentables, hoy han vuelto a serlo.
Además, ha puesto el acento en que esta línea de defensa del sector permite que en la actual situación de crisis económica --con fuerte incidencia en el empleo- se puedan crear grandes bolsas de empleo cualificado y de calidad, absorbiéndose al mismo tiempo un importante volumen de paro generado en el sector de la construcción.
El titular de Economía ha destacado que en un estudio reciente del Centro de Investigación Internacional en Inteligencia Territorial (C3iT), donde participan las universidades de Huelva y Córdoba, concluye que la puesta en marcha de los grandes proyectos mineros de Huelva y Sevilla ha permitido entre los años 2010 y 2012 un incremento en la afiliación a la Seguridad Social cercano al 35 por ciento en su área de influencia (32 municipios).
De hecho Cobre Las Cruces y Matsa han promovido una inversión superior a los 1.200 millones de euros, generando más de 2.100 empleos directos y otros 3.000 indirectos e inducidos.
Sánchez Maldonado ha explicado que la voluntad de movilizar los recursos existentes, así como el deseo de dinamizar el sector y de actualizar el Registro Minero, ha llevado a la Junta a sacar a concurso más de 500 derechos mineros en el tiempo transcurrido de legislatura, poniéndose a disposición de los profesionales e investigadores. En el caso concreto de la minería metálica, donde se encuadra Aznalcóllar, sólo en 2013 salieron a concurso 140 derechos en las provincias de Sevilla y Huelva.