Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Andalucía valora la retirada de la prohibición a menores de ir a los toros en Utrera tras alegar en octubre

La Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla ha valorado la "corrección" de la Ordenanza de Protección Animal del Ayuntamiento de Utrera que planteaba la prohibición a los menores de siete años de asistir a los festejos taurinos en la localidad.
En una nota, la Junta señala que en el Pleno municipal de este jueves está prevista la aprobación definitiva de esta Ordenanza Municipal de Protección Animal y Tenencia de Animales de Compañía y Animales potencialmente peligrosos --aprobada inicialmente en junio-- "suprimiendo de su articulado la norma de impedir a los menores de siete años el acceso a las corridas de toros".
La Delegación del Gobierno andaluz considera que con esta modificación de la norma se reconoce la alegación formulada al Ayuntamiento desde esta institución el pasado mes de octubre en la que se instaba a la corrección de la misma. En dichas alegaciones, la Delegación del Gobierno de la Junta en Sevilla alertaba de que la prohibición recogida en el texto podría "infringir el ordenamiento jurídico", por lo que la Administración regional podría proceder a su impugnación ante la jurisdicción contenciosa administrativa de acuerdo con lo establecido en la Ley reguladora de las Bases del Régimen Local.
Según el documento de alegaciones de la Delegación del Gobierno en Sevilla, la prohibición suponía una "infracción" del ordenamiento jurídico en tanto que esta ordenanza "no se adecua a los hechos que se tratan de regular, a la finalidad de la norma, que es la protección animal, y viene a modificar lo dispuesto en la normativa de espectáculos públicos, competencia exclusiva de la comunidad autónoma y, en concreto, de la Consejería de Justicia e Interior".
Así, la Delegación del Gobierno argumentaba en su día que la ordenanza no puede contravenir ni modificar la Ley de Protección Animal (Ley 11/2003), que excluye de su ámbito de aplicación los espectáculos taurinos. Igualmente, desde la Delegación de Sevilla se aludía a que esta ordenanza se "extralimita" en la materia que trata de regular al establecer una prohibición "que nada tiene que ver con la protección y tenencia de animales, sino con la protección de menores y los espectáculos públicos, ambas competencias exclusivas del Gobierno andaluz".
La Delegación del Gobierno recuerda que la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía atribuye a los órganos de la comunidad autónoma la competencia de establecer los requisitos y condiciones reglamentarias de admisión de las personas en los establecimientos públicos, entre los que se encuentran los espectáculos taurinos. Además, señala que la prohibición de entrada a menores de siete años en las corridas de toros "ni siquiera se contempla en los supuestos tasados de condiciones objetivas de admisión que pueden establecer los titulares de los establecimientos públicos".