Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Andalucía muestra su "más enérgica condena" ante el nuevo caso de violencia de género en Berja (Almería)

La Junta de Andalucía ha manifestado su "más enérgica condena" ante la violencia de género tras el asesinato conocido este sábado de una mujer de 41 años en Berja (Almería) que sumaría un total de 32 víctimas mortales registradas en España en lo que va de año, ocho de ellas en Andalucía, y la segunda en la comunidad andaluza en menos de una semana.
Según ha indicado en una nota de prensa, el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) recuerda a todas las mujeres víctimas de violencia de género la importancia no sólo de denunciar sino también de extremar las precauciones, mantener el nivel de alerta y no ceder nunca a las presiones o intentos de acercamiento de sus maltratadores.
En este sentido, el gobierno andaluz ha subrayado la importancia de mantener una atención permanente y profunda ante esta "lacra social", definida por la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) como un problema de salud pública de "magnitudes epidémicas".
Por todo ello, la Junta de Andalucía ha reclamado a toda la ciudadanía que desde el entorno familiar o vecinal hasta los profesionales y los medios de comunicación, a que se impliquen en la lucha contra la violencia de género y reaccione ante la detección de cualquier síntoma de maltrato o machismo hacia la mujer.
Asimismo, ha indicado que el Servicio Integral de Atención y Acogida a mujeres víctimas de violencia de género, del Instituto Andaluz de la Mujer, ha atendido durante el primer semestre del año a 1.315 víctimas, 602 de ellas mujeres y 713 menores a su cargo.
Según estos datos, ha habido un 13,2 por ciento más que el número de atenciones registradas en el mismo período del año anterior, gracias, por un lado, a la mayor concienciación por parte de las víctimas --que dan el paso de denunciar y buscar ayuda-- y, por otro, a la red de atención directa existente -- teléfono 900 200 999, centros provinciales y Centros Municipales de Información a la Mujer (CMIM)--, principal fuente de derivación hacia los centros de acogida.