Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Castilla la Mancha plantea que la reserva estratégica se incluya en el Plan del Tajo

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Isabel Rodríguez. EFE/Archivotelecinco.es
La Junta de Castilla-La Mancha ha incluido en sus alegaciones al borrador Plan de Cuenca del Tajo las principales aspiraciones que pretende incluir en el Estatuto de Autonomía: la reserva estratégica de agua en la cabecera del Tajo de 600 hectómetros cúbicos y el aumento del caudal mínimo del río.
Así lo ha anunciado hoy la portavoz del Ejecutivo regional, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa en la que ha informado de los acuerdos adoptados ayer por el Consejo de Gobierno, al ser preguntada por el proceso de revisión de la planificación de la cuenca del Tajo que previsiblemente se aprobará este año.
Según Rodríguez, entre las alegaciones figura la creación de una reserva de agua no trasvasable en los pantanos de Entrepeñas (Guadalajara) y Buendía (Cuenca) para atender las necesidades de la cuenca, reserva que sería de 600 hectómetros cúbicos y que ascendería a los 700 hectómetros cúbicos antes de que vuelva a revisarse el Plan en 2017.
En las alegaciones también aparece el aumento del caudal ecológico del río Tajo hasta los 12,7 metros cúbicos por segundo a su paso por Aranjuez, como se plantea en la propuesta alternativa que maneja el PSOE en las negociaciones sobre el Estatuto de Autonomía castellanomanchego.
El Gobierno regional también ha presentado como alegación al Plan de Cuenca del río Segura un estudio en el que plantea el modelo de funcionamiento de la cuenca de este río cuando no llegue agua a través del trasvase del Tajo, objetivo prioritario del Ejecutivo.
Según Isabel Rodríguez, el propósito es conseguir el agua necesaria Castilla-La Mancha y para ello el Gobierno se dedica a "trabajar, trabajar y trabajar" en todas las vías posibles.
La portavoz ha aprovechado para apuntar que tanto la reserva estratégica como el aumento del caudal mínimo ya podrían ser una realidad si el PP, "con María Dolores de Cospedal a la cabeza", admitiera la propuesta que el PSOE ha puesto sobre la mesa para la reforma del Estatuto de la comunidad.
En este sentido, en respuesta a otra pregunta, la portavoz del Ejecutivo ha lamentado la actitud que la presidenta del PP de Castilla-La Mancha adoptó en el pleno extraordinario celebrado por las Cortes regionales el lunes 2 de febrero.
"Ni sí, ni no, ni mu; no nos dijo nada", ha agregado Rodríguez, quien ha insistido en que la propuesta del PSOE supone un "buen acuerdo" para Castilla-La Mancha y, según los expertos, gracias al incremento de la reserva estratégica supondría el final del trasvase Tajo-Segura.
La portavoz ha reprochado a Cospedal que anteponga los intereses de su partido a los de Castilla-La Mancha y ha opinado que el lunes intentó "dar carpetazo" al Estatuto de Castilla-La Mancha como hizo horas después con la investigación interna abierta por su partido en relación con la supuesta trama de espionajes en la Comunidad de Madrid.