Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta de Extremadura dice que para anular la nota de Mejuto el SES se ha basado en "elementos probatorios indiciarios"

El consejero de Salud del Gobierno de Extremadura, Luis Alfonso Hernández, ha explicado que el Servicio Extremeño de Salud (SES) se ha basado en "elementos probatorios de carácter indiciario" para anular la nota que obtuvo que exconsejera de Sanidad María Jesús Mejuto en la oposición de Cirugía General y del Aparato Digestivo.
Cabe indicar que el Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado este martes una resolución con fecha de 21 de abril en la que se toma esta decisión, que implica que Mejuto deberá repetir el ejercicio de la fase de oposición.
En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Carrón, que ha estado acompañado por la vicepresidenta del Gobierno de Extremadura, Cristina Teniente, ha abundado en que el SES, para adoptar tal decisión, también se ha basado en una "amplia jurisprudencia".
Así, ha explicado que estos "elementos probatorios de carácter indiciario", unidos a la jurisprudencia, ha llevado al SES a la "convicción" de que "existe dudas razonables de que en este caso esta opositora haya concurrido en igualdad de condiciones al resto de opositores".
Sobre esos "elementos indiciarios", Carrón ha asegurado que los mismos son conocidos y han sido publicados por los medios de comunicación, y ha añadido que el examen solo se repite a Mejuto toda vez que "solo se han detectado irregularidades en su caso".
Asimismo, ha aseverado que "no hay pruebas fehacientes de que se le haya entregado el examen (a Mejuto)", ante lo que ha dicho que "si se hubiese pillado entregando el examen habría responsabilidades más graves, de carácter judicial e incluso penal".
JURISPRUDENCIA EXISTENTE"
"La jurisprudencia existente viene a confirmar que no pueden pagar justos por pecadores, o dicho de otro modo, que quienes han obtenido su puntuación de forma limpia y con esfuerzo no pueden verse afectados por irregularidades que solo apuntan hacia un caso particular", ha indicado Carrón.
La resolución que este martes publica el DOE, como ha indicado el consejero, establece la "necesaria" modificación del tribunal de selección nombrado por el anterior gobierno socialista y que será el que confeccione la nueva prueba y examine a la aspirante Mejuto.
De igual forma, se levanta la paralización cautelar del proceso selectivo para el resto de aspirantes, por lo que éstos podrán continuar con la fases pendientes de la Oferta Pública de Empleo.
A preguntas de los medios, el consejero Carrón ha indicado que el nuevo tribunal se constituirá en el "menor tiempo posible", y ha indicado que las baremaciones del resto de los candidatos pueden realizarse mientras se soluciona la cuestión del examen a Mejuto, ya que los méritos son "hechos constatados".
"COMPROMISO FIRME" DEL GOBIERNO
Carrón ha indicado que el mismo día en el que se dieron a conocer las notas de estas pruebas ya se registraron los primeros recursos, un momento en el que el Gobierno de Extremadura manifestó su "compromiso firme" de iniciar una investigación que esclareciese unos hechos que venían a "empeorar la ya deteriorada imagen que tenía Extremadura en materia de procesos selectivos".
En este tiempo, se han analizado "minuciosamente" los once recursos de alzada presentados, los cuales han sido estimado parcialmente, denegándose la petición de algunos de ellos de repetir el examen a todos los opositores, ha explicado.
En su intervención, Carrón ha lanzado un mensaje "muy claro" a la sociedad extremeña, y ha dicho que el Gobierno regional "no se va a quedar de brazos cruzados nunca" en este sentido, y ha indicado que las oposiciones "no van a tener color político".
"No nos importa el color político del opositor, porque quien la haga, la va a pagar, si la hace, la paga. La ejemplaridad pública estará por encima de cualquier otra circunstancia política. Y esto es un aviso para navegantes", ha aseverado.
En esta línea, ha indicado que cualquier recurso que se presente por parte de algún opositor que considere que sus derechos han sido lesionados será estudiado y respondido, "como ya se está haciendo en los procesos selectivos del SES".
Así, el consejero de Salud y Política Social ha recordado que la nueva Ley de Función Pública con la que contará Extremadura abundará en un acceso "mas justo" en los próximos procesos selectivos.
De esta manera, en las próximas oposiciones, los altos cargos del Ejecutivo regional no se podrán presentar a unas prueban convocadas por el Gobierno que le designó, además de que "nunca" se volverá a "elegir a dedo" a los miembros del tribunal de selección y los políticos "nunca" podrán decidir quiénes forman parte de dichos tribunales.
También, como ha dicho, "en este nuevo tiempo" se reforzará el papel de los observadores sindicales y a propuesta del Parlamento de Extremadura se creará una oficina de control para garantizar el "acceso más justo" al empleo público.
IMPUGNACIONES
Por otro lado, y preguntado por las impugnaciones presentadas a las últimas oposiciones de Enfermería, Carrón ha indicado que el Gobierno de Extremadura llegará hasta "la última consecuencia e irregularidad sin distinciones".
Sobre este caso concreto, ha indicado que el SES no puede ni debe pronunciarse, ya que corresponde al tribunal de selección valorar las impugnaciones presentadas, ya que aún no se han publicado las notas.
"Una vez que se publiquen la lista de aprobados, como es el caso que nos ocupa hoy con las oposición de la señora Mejuto, los opositores que entiendan que no se han respetado sus derechos o que haya podido haber irregularidades pueden plantear recurso de alzada si así lo consideran oportuno, y será entonces, y solo entonces, cuando el Servicio Extremeño de Salud podrá tomar cartas en el asunto", ha indicado.