Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta andaluza se compromete a mantener su apoyo financiero a las Becas Erasmus durante el próximo curso

La Junta de Andalucía ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los estudiantes que el próximo curso se marchan a continuar sus estudios al extranjero gracias al programa de becas Erasmus y ha garantizado el mantenimiento del apoyo financiero a las mismas en el conjunto de las universidades públicas de la comunidad.
Así lo ha transmitido, en declaraciones a Europa Press, el director general de Universidades de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Torralbo, quien también ha aclarado que la Junta establecerá anualmente el importe de las ayudas con las que contribuya al financiamiento del programa Erasmus, "sin vincular dicho importe a la cuantía de las aportaciones de la Unión Europea y del Ministerio de Educación Cultura y Deporte", las otras dos administraciones financiadoras.
De este modo, el Gobierno andaluz pretende despejar la "incertidumbre" y la "inseguridad" por la que, según un grupo de estudiantes de la Universidad de Sevilla (US), están pasando muchos de los 1.800 becados para el próximo curso, quienes, a raíz de una resolución rectoral de la Hispalense en la que se modificaban las condiciones económicas de la beca, empezaron a dudar de que la Junta les abonase su parte correspondiente. Concretamente, la resolución de la US decía que la Junta "no ha comunicado a las universidades andaluzas el importe ni las condiciones para la aplicación en el curso 2012-2013" de la beca y que, por tanto, reducía de 600 a 420 euros al mes "el primer importe a abonar" a los estudiantes Erasmus.
Según ha explicado este lunes Torralbo, esta modificación llevada a cabo por la US no se debe a la falta de compromiso financiero de la Administración andaluza, sino más bien a que las universidades, por cuestiones meramente organizativas, suelen abrir la convocatoria de becas antes de que las partes financiadoras digan "cuánto van a poner", lo que después puede obligar a hacer algún reajuste.
"Hay universidades que son más prudentes y que en su convocatoria no fijan una cantidad (para el alumno) porque no tienen garantías de que las distintas administraciones puedan al final cubrirla; y hay otras que sí la fijan (...), así que entiendo que la US ha hecho esta modificación como salvaguarda, pero no porque vayan a desaparecer ni las becas ni porque haya falta de apoyo por nuestra parte", aclara.
Con todo, el director general de Universidades también ha puntualizado que las Universidades andaluzas conocen este compromiso financiero de la Junta (con carácter de anticipo y, como otros años, supeditado a la superación de los criterios de aprovechamiento académico de los alumnos) desde el pasado 25 de julio, día en que se celebró una reunión en la Universidad de Córdoba con todos los vicerrectores responsables en materia de internacionalización.
En este encuentro, además de ratificar el mantenimiento de las Erasmus, la Junta emplazó a las distintas academias a mantener otra reunión de trabajo antes del 14 de septiembre para "definir las cantidades definitivas que conformarán la ayuda de la Junta de Andalucía al programa Erasmus para el curso 2012-2013".
PENDIENTES DE ESTABLECER EL MÍNIMO DE LA BECA
Será en esa reunión cuando Junta y Universidades establezcan también la cuantía mínima que, este año por primera vez, se fijará para todos los estudiantes Erasmus con independencia del destino elegido. Según aprobó el Consejo Andaluz de Universidades (CAU) el pasado mes de julio, todos los alumnos tendrán una "ayuda mínima" que se repartirá de forma lineal y otra que variará en función del país donde se vaya a vivir, en aplicación de criterios del coste de la vida tomando como referencia el PIB per cápita en términos del EPA (estándar del poder adquisitivo) que publica la Unión Europea.
Torralbo ha indicado que esta decisión, que contó con el apoyo de todas las universidades y con el de la Coordinadora Andaluza de Representantes de Estudiantes (CARE), se ha tomado tras comprobar que "en unos países los estudiantes tenían más necesidad de ayuda y en otros, en cambio, era excesiva". Será pues el próximo mes, una vez estudiadas y valoradas las propuestas de las universidades andaluzas en lo concerniente a esta cantidad mínima, cuando se defina el importe básico que recibirán el próximo curso todos los Erasmus.