Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta facilita formulario para reclamar su situación de aseguramiento o copago ante la Seguridad Social

Los usuarios del Sistema Sanitario Público de Andalucía pueden disponer ya del formulario para resolver su reclamación ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en relación a su cobertura sanitaria pública o su situación de aportación en la prestación farmacéutica (copago). Este cauce ha sido habilitado por el INSS a petición de la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, según informa este departamento de la Junta en una nota.
La entrada en vigor a partir del 1 de julio del Real Decreto-Ley 16/2012 de Medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones, puesto en marcha por el Gobierno central y de obligado cumplimiento para las comunidades autónomas, ha modificado los criterios para la cobertura sanitaria pública y las modalidades de aportación en la prestación farmacéutica de la ciudadanía estableciendo diferentes tramos.
Así, según recuerda Salud, los activos de rentas de más de 100.000 euros abonan el 60 por ciento del precio del medicamento; los de rentas entre 100.000 euros por arriba y 18.000 por abajo, abonan el 50 por ciento; los de menos de 18.000 euros, asumen el 40 por ciento y las personas con una pensión contributiva abonan el 10 por ciento de los fármacos hasta rentas de 100.000 euros. Si la renta del usuario supera los 100.000 euros, abonan el 60 por ciento del coste.
También se han establecido tres tramos con los siguientes límites máximos: los de menos de 18.000 euros pagarán como máximo ocho euros al mes; los de más de 18.000 y menos de 100.000 euros, 18 euros al mes; y los de más de 100.000 euros, un máximo 60 euros al mes.
Desde que se ha puesto en marcha esta norma, se han detectado numerosas situaciones de desacuerdo expresadas por la ciudadanía. Con el fin de resolver las discrepancias que están surgiendo entre los datos que figuran en determinadas tarjetas sanitarias y la situación real, el Instituto Nacional de la Seguridad Social ha creado un instrumento de reclamación y subsanación de posibles errores o desactualizaciones.
Se trata de un formulario que permite al usuario exponer el error o desacuerdo en el tipo de aportación farmacéutica asignado o en el tipo de aseguramiento, así como clarificar la situación en la que manifiesta estar: trabajador en situación de alta o asimilada a la de alta; pensionista de la Seguridad Social; desempleado cobrando prestación o subsidio; perceptor de prestación periódica de la Seguridad Social; trabajador que agotó la prestación por desempleo y permanece desempleado; trabajador que agotó el subsidio por desempleo y permanece desempleado; persona que reside en España y no supera el límite de rentas establecido; persona que tiene suscrito un convenio especial de asistencia sanitaria.
En Andalucía, la Consejería de Salud y Bienestar Social ha habilitado sus canales propios para facilitar el acceso de los usuarios a esta vía de subsanación. Para ello, todos los centros de salud andaluces así como las páginas web de la Consejería de Salud y Bienestar Social (www.juntadeandalucia.es/salud) y del Servicio Andaluz de Salud (www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud) ofrecen a los usuarios un formulario para aclarar su situación de aseguramiento y copago.
Una vez completado, este documento debe presentarse en cualquier registro oficial (ayuntamiento, diputación, cualquier registro de la Junta de Andalucía o de la universidad) desde donde lo enviarán al Instituto Nacional de la Seguridad Social para que sea este organismo el que tramite las modificaciones pertinentes, ya que este procedimiento es competencia exclusiva del Gobierno central.
Por su parte, la Consejería de Salud y Bienestar Social ya puso a disposición de la ciudadanía información en su web, así como en la del Servicio Andaluz de Salud, sobre el copago farmacéutico para que los usuarios andaluces que tuvieran dudas sobre el tramo en el que se encuentran, así como el nuevo porcentaje que deben pagar sobre el precio de los fármacos sujetos a prescripción médica, pudieran resolverlas. De hecho, desde el 1 de julio se han recibido 10.784 solicitudes de información respondidas sobre aspectos relacionados con el Real Decreto Ley 16/2012, de 20 de abril, implantado por el Gobierno central.
COPAGO EN ANDALUCÍA
La Consejería de Salud y Bienestar Social informa en la referida nota que trabaja permanentemente para que la entrada en vigor del Real Decreto Ley de Medidas Urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud "cause el menor impacto posible en la economía de las personas que reciben una pensión o se encuentren en situación de desempleo".
Así, se ha conseguido que los pensionistas andaluces que, a partir del 1 de julio han tenido que asumir una parte del coste de los medicamentos, no aporten más dinero que el tope máximo impuesto por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, según los diferentes tramos de la renta contemplados (los topes son 8, 18 y 60 euros según la renta del pensionista).
De este modo, señala, "Andalucía ha evitado al paciente tener que adelantar el dinero que después va a tener que reclamar si ha excedido el tope que le corresponda y esperar seis meses la devolución. Asimismo, ha logrado que los usuarios en paro que han perdido derecho a prestación no paguen nada cuando retiren sus fármacos". Esto ha sido posible gracias al modelo de receta electrónica que se encuentra extendido en toda la geografía andaluza, y que se trata de un modelo de prescripción referente a nivel nacional.