Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta cree que los 200.000 euros de ahorro del copago hospitalario "hace pensar" que la medida es inadecuada

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha cifrado este miércoles en algo más de 200.000 euros el ahorro que conllevará en la Comunidad la puesta en marcha del copago hospitalario, lo que "hace pensar" que se trata de una medida "quizá no adecuada".
Sáez Aguado, quien ha presentado la 'Guía en Atención Primaria para personas con síndrome de Down', ha señalado que el impacto de la medida, que entrará en vigor el próximo 1 de octubre aunque en Castilla y León se demorará por problemas de gestión, es "muy limitada" para el Sistema Nacional de Salud, punto en el que ha cifrado en algo más de 200.000 euros el impacto en la Comunidad.
Tras recordar que la recaudación es de 4,20 euros por envase, "una cuantía pequeña", el consejero ha reconocido que la recaudación "hace pensar" que la medida quizá "no es adecuada", a lo que ha añadido que por el tipo de medicamentos, no tiene carácter disuasorio --"ni sería deseable"-- pero sí obliga a modificar la gestión de la farmacia hospitalaria.
"No es oportuno por los efectos tan limitados", ha reiterado antes de insistir en la ausencia de ventajas de esta medida para el sostenimiento de la sanidad pública, al contrario de lo que sí ocurrió con las medidas de ahorro puestas en marcha en 2012, que propiciaron un ahorro cercano a los 110 millones de euros.
Sáez Aguado, quien ha comenzado su respuesta con un "Castilla y León es una comunidad seria y cumple las normas", ha demandado no obstante la rectificación del Ministerio en este punto y ha emplazado a la reunión de la Comisión de Farmacia del Sistema Nacional de Salud del próximo 1 de octubre para conocer "la evolución de las cosas".
El consejero de Sanidad de Castilla y León, quien ha mantenido conversaciones con responsables de sanidad de otras comunidades, ha apostado por esperar a ver formalmente cómo se plantea este tema.