Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Laboratorios Salvat lanza 'Pruritane', el primer producto para aliviar el picor del oído

Laboratorios Salvat acaba de lanzar al mercado 'Pruritane', el primer producto para aliviar el picor del oído aportando una solución en caso de eccema ótico gracias a su formulación basada en cuatro aceites esenciales.
De esta forma, la compañía farmacéutica pone a disposición de los pacientes una fórmula oleosa que hidrata el picor del conducto auditivo externo. Para ello, contiene extracto de aceite de oliva, de romero, de Boswellia serrata y de rosa mosqueta, así como vitamina E.
En concreto, el primero de ellos ofrece un efecto antiinflamatorio, mientras que el de hojas de romero sirve como cicatrizante. Por su parte, el aceite de Boswellia serrata y el de rosa mosqueta ofrecen efecto antiirritativo, e hidratante y regenerador de la piel, respectivamente.
Según expone la compañía, el picor del conducto auditivo externo es "el principal síntoma del eccema ótico". Esta afección, junto a la descamación, la sequedad y el enrojecimiento, "obligan a muchas personas a acudir a las consultas de otorrinolaringología", indican.
Sin embargo, éstas abandonan las mismas "sin poder obtener una solución definitiva y duradera en el tiempo", lamenta al tiempo que informan de que, cuando el picor y la descamación son importantes, "el tratamiento se suele realizar con corticoides tópicos durante pocos días".
Tras ello, se recomienda emplear sustancias hidratantes no acuosas como cremas emolientes a base de aceites esenciales, con el objetivo de "evitar o retrasar la nueva aparición del eccema", explican. De cualquier forma, insisten en que "no existe ninguna crema específicamente formulada para el tratamiento de este eccema".
Ante ello, Salvat aporta este producto, el cual ayuda a mantener el conducto auditivo externo en buen estado "y disminuye la sequedad cutánea, el picor y la descamación". Todo ello mediante un tubo aplicador con 15 mililitros que se utiliza introduciendo la cánula del mismo en el interior del conducto auditivo, tras lo que se aconseja extenderlo mediante un suave masaje.