Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lara destaca que hay que "poner un freno definitivo a la corrupción" porque las cañerías del Estado "están atascadas"

El coordinador de IU, Cayo Lara, ha destacado este viernes que la iniciativa que han presentado en el Parlamento pretende abrir "reformas legales que posibiliten que podamos ponerle un freno definitivo a la corrupción en nuestro país" porque "las generaciones actuales y las futuras no se merecen tener un país en el que están atascadas las cañerías del Estado de mierda".
Lara, que ha visitado la localidad alicantina de Cocentaina, ha explicado que han presentado esta iniciativa para que haya un debate sobre la corrupción "donde toda la verdad de lo que ha supuesto la corrupción en España durante estos últimos años se ponga encima de la mesa". Así, pide que "se descubran todas las raíces, los entresijos que han tenido tantas tramas de corrupción que han estado acompañando la vida pública española".
Con todo, ha apuntado que "lo que es más importante de ese Pleno, y por eso presentamos la iniciativa, es que se determinen acciones y actuaciones y reformas legales que posibiliten que podamos ponerle un freno definitivo a la corrupción en nuestro país".
Así, ha insistido en que las generaciones actuales y las futuras "no se merecen tener un país en el que están atascadas en este momento las cañerías del Estado de mierda en muchas instituciones por la corrupción y por la ambición de grupos de gente que no tiene escrúpulos y que tenemos que apartar de la vida pública".
Por ello, ha exigido al PP que abra el debate porque el presidente, Mariano Rajoy, "no puede seguir mirando para otro lado, está acosado pero está acosado con razón" y por tanto "hoy tiene que comparecer, tienen que producirse ese debate" que "nos lo han negado en muchas ocasiones, llevamos pidiendo un debate sobre la corrupción ya años en el Parlamento, al menos dos años".
En ese sentido, ha recordado que han pedido comisiones de investigación para "investigar todo el fiasco inmobiliario y el fiasco que se ha llevado por delante a las cajas de ahorro de nuestro país y el PP siempre ha dicho no".
"No ha querido investigar, no ha querido el Pleno sobre la corrupción y, por supuesto, no tienen credibilidad cuando presenta medidas contra la corrupción mientras no asuman responsabilidades políticas y además las responsabilidades penales que son las que tienen que determinar los propios juzgados en nuestro país", ha recriminado.
Del mismo modo, ha recordado que también han presentado cerca de una trentena de iniciativas, entre peticiones de comisiones de investigación, con todos los casos que había de corrupción con el tema de las cajas. Sin embargo, el PP siempre se negó a que se pudieran producir estas comisiones que "si se hubieran hecho en ese momento hoy seguramente tendríamos una situación diferente".
MÁS JUECES
Así, ha destacado que "se habrían asumido las responsabilidades políticas por quienes las tuvieran y las responsabilidades penales no estarían dependiendo de la voluntad de algunos jueces valientes que tenemos en nuestro país y que están tirando hacia adelante, sino de la voluntad general de la justicia, a la que también habría que haber puesto más recursos para que pudieran actuar con celeridad y eficacia los jueces".
Al respecto, ha puesto como "botón de muestra" situaciones como la del ex presidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra, que estuvo "nueve años con la causa instruyéndose precisamente por el cambio de jueces y la lentitud de la justicia que tanto cuestiona, lógica y legítimamente, nuestra sociedad".
Además, ha señalado que España "desgraciadamente hay que detener a unos cuantos empresarios más, porque estos no son empresarios, estos son corruptores, que corrompen el aparato público y a los servidores públicos".
Así, ha constatado que en España ha habido "una comunión entre determinados sectores del poder político, que no han venido a servir al pueblo, como juraron o prometieron defender, y una comunión con determinados sectores empresariales que han estado jugando con ventaja, con prebendas".
"En definitiva a cambio de hacer pagos como hemos denunciado en la propia sede del Partido popular en la calle Génova, donde se daban donativos a cambio de que se hicieran concesiones de obras o servicios y, lógicamente, con competencia desleal para aquellos empresarios que sí son empresarios honestos, que son gente que quiere trabajar, que quiere emprender y que no es gente que quiere estar sujeta a lo que es la corrupción de las propias administraciones públicas", ha apostillado.