Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Láser: Ni un pelo bajo el sol

Una mujer toma el sol en La Malagueta. Foto: EFE.telecinco.es
El Soprano SHR es un láser diodo que representa una tecnología complementaria o incluso alternativa a los láseres de alejandrita y diodo convencionales en depilación. Según la doctora María José Crispín, especialista en Medicina Estética de la Clínica Menorca, "el Soprano tiene una gran ventaja y es que se puede aplicar en pieles oscuras, bronceadas o no, lo que no es posible con otros tipo de láser. Además, una segunda ventaja es su indicación uando el pelo no es demasiado oscuro ni muy grueso. Y aún tiene una tercera acción positiva. resulta poco molesto".

Los láseres convencionales Alejandrita, diodo o IPL, trabajan por asociación de la luz con un pigmento (melanina del folículo y del tallo capilar). Al incidir la luz sobre ellos los caliente y destruye. El diodo Soprano actúa de otra manera. Puede trabajar a una frecuencia de repetición de 10 Hz, es decir de 10 impactos o pulsos por segundo, o a 3 Hz, 3 impactos o pulsos por segundo, pero su aplicación se hace mediante "pasadas", deslizando el cabezal que maneja el profesional sintocar la piel ,en un movimiento contínuo. Así se calienta de forma gradual la piel de dentro hacia afuera, por lo que se consigue el objetivo de calentar el folículo e inutilizarlo para reproducir el vello.

Depilación integral
Cada vez más personas demandan una depilación integral de su cuerpo, incluída la zona genital. "La piel de la zona genital es más oscura de la del resto del cuerpo -explica la doctra Crispín- y el Soprano puede ayudar. Pero cualquiera que decida depilarse con láser esta zona -advierte la especialista- debe tenerlo muy claro porque, una vez iniciado el tratamiento, el pelo no crece: además, al tratarse de una zona sensible, puede haber alguna pequeña irritación y la sesión es algo más moles." Son las mujeres quienes con mayor frecuencia quieren depilación definitiva y total para la zona genital. Y los profesionales confirman que cada vez más se incluye este área en las sesiones de tratamiento, no sólo con fines estéticos, sino médicos. Por ejemplo, para evitar foliculitis, enquistamiento de pelos, tanto en la zona inguinal, como en la zona perianal, en este último caso, para evitar fístulas sobre todo en los varones.

Cualquier tratamiento depilatorio con láser requiere consulta previa con el especialista, en un centro acreditado. "Los tratamiento siempre tienen que ser personalizados -apunta la doctora María José Crispín- porque hay que mirar tipo de piel, de pelo, hábitos d ela persona, e incluso si existe algún problema médico, para tablecer qué tipo de láser resultará eficaz". Y en cuanto al número de sesiones necesarias para decir adiós al vello, todo depende del caso- pero una sesión antes de iniciar las vacaciones mantiene la depilación unos dos meses. Mientras tanto el mantenimiento de la zona se realiza cortando el pelo que salga, nunca arrancandolo. Es decir, hay que usar cuchilla, desterrando el falso mito de que hace crecer más fuerte el pelo y nunca pinzas de depilar o máquinas eléctricas.
Tras una sesión con láser Soprano se puede tomar el sol, mejor pasadas 24 horas (un consejo válido incluso para cuando se hace una sesión de depilación con cera), siempre con fotoprotección de la zona y sin abusar del tiempo de exposición. Un especialista recomendará la posibilidad de utilizar dos métodos láser para depilar, por ejemplo "unas ingles, o unas axlas, con un Láser Light Sheer, que va muy bien con pelo negro y grueso, pero en piel blanca -dice la doctora Crispín- y aplicar Soprano en las piernas o el cuerpo, que son áreas más expuestas al sol".