Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lasquetty niega desvíos en las cuentas de Sermas y dice que "circunstancias" provocaron las diferencias

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, ha afirmado este miércoles que "no ha habido ningún desvío" en las cuentas de Servicio Madrileño de Salud (Sermas) y ha explicado que en 2012 se dieron unas "circunstancias" que provocaron estas "diferencias" en las cuentas.
En una visita al Hospital de Torrejón, preguntado por la información de la Cadena Ser, que dice que en 2012 el Sermas gastó más de lo presupuestado, el consejero ha asegurado que "no ha habido ningún desvío", sino que lo que hay son "unas cuentas absolutamente transparentes".
"Fíjese si son transparentes que son exactamente las mismas de las que yo hable en la Asamblea de Madrid en 2012 y 2013. Transparencia absoluta porque en la Comunidad de Madrid todas las facturas, por supuesto, están contabilizadas, anotadas, intervenidas y fiscalizadas y pasan a la Cámara de cuentas con toda la transparencia", ha destacado para añadir que, además, "este año se integran en la Cuenta General y serán de conocimiento de la Asamblea de Madrid".
En este punto, sí que ha explicado que en 2012 "se produjeron algunas circunstancias que explican esas diferencias". La primera es que "la previsión de ingresos de financiación autonómica que fijó el entonces Gobierno, todavía del PSOE, era absolutamente incierta", lo que hizo que la Consejería de Hacienda, "una parte del presupuesto destinado a sanidad, lo colocara en partidas de fondos centralizados a la espera de si llegaban o no esos fondos".
Como una parte llegaron, ha explicado, "se destinaron a lo que estaban previstos", por lo que pasaron de Hacienda a la Consejería de Sanidad.
Además, ha dicho que el segundo semestre de 2012 "fue un momento muy duro de caída muy pronunciada de los ingresos, lo que hizo que la Comunidad de Madrid no pudiera atender a todos los pagos con la debida celeridad".
Un tercer factor fue que cuando se puso en marcha el Plan de Pago a Proveedores "figura como si hubiera hecho gasto en 2012 todo lo que se incluido en el plan", ha concluido.