Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Legionarios de Cristo "acoge con dolor y respeto" la sentencia que culpa a un sacerdote por abusos sexuales

La congregación Legionarios de Cristo ha asegurado este miércoles que "acoge con dolor y respeto" la sentencia de la justicia chilena que ha declarado culpable al sacerdote irlandés John O'Reilly por abusos sexuales reiterados contra una menor de un colegio de la capital en el que se desempeñaba como capellán.
La lectura de la sentencia, por la que se podría determinar pena de cárcel de hasta 10 años y un día como solicita la fiscalía, se conocerá el 11 de noviembre. O'Reilly fue, a su vez, absuelto de la acusación de abuso sexual contra otra menor.
En un comunicado, Legionarios de Cristo ha destacado que los miembros del tribunal emitieron su sentencia de culpabilidad "en fallo dividido" y ha recordado su colaboración con las autoridades "para el esclarecimiento de la verdad". No obstante, recuerda que O'Reilly ha reiterado su inocencia y aún puede recurrir.
"Como pastores este veredicto nos duele profundamente por la víctima y su familia, a quien acompañamos con nuestra oración, entendiendo que este ha sido un proceso de gran sufrimiento para ellos", señala Legionarios de Cristo.
Legionarios de Cristo también se refiere a los "momentos muy duros" por los que atraviesa el miembro de esta congregación condenado por abusos sexuales. "Como hermanos en Cristo --dicen-- acompañamos al padre John, como lo hemos hecho durante todos los meses que ha durado el proceso; sabemos que para él han sido momentos muy duros y nos sentimos igualmente afectados por todo lo que esta situación genera".
Finalmente, la congregación agradece las muestras de apoyo y asegura que, "a pesar de la dolorosa situación", su compromiso es el de "renovar" su misión pastoral para transmitir "el mensaje de caridad que Jesús enseña en el Evangelio".