Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Da a luz en secreto y abandona a su bebé para que su marido no se entere

Leigh-Anne VarleySunderlandecho

Un juez británico ha dejado en libertad condicional a Leigh-Anne Varley, una mujer de 36 años acusada de haber dado a luz a un bebé en su casa y haberlo abandonado por temor a que su marido se enterase de que era fruto de una relación extramarital.

Cuenta Mail Online que la sra. Varley tuvo a su hijo el pasado mayo en el cuarto de baño de su vivienda ubicada en Horden, Reino Unido. Tras el parto y temerosa de que su marido conociese su aventura sexual con otro hombre optó por dejar al recién nacido en la puerta de unos vecinos con una nota en la que rogaba que lo cuidasen.

Varley había logrado que su pareja no sospechase de su embarzo. Solo una vez fue interrogada por su fisonomía algo que pudo esquivar con la excusa de unos quistes ováricos y con una falsa prueba de un test de embarazo.

El bebé abandonado fue encontrado en la puerta de los vecinos de Varley por un perro y los inquilinos de la vivienda alertaron inmediatamente a la policía que lo trasladó a un hospital pediátrico.

Ahora, un tribunal de Peterlee ha visto el caso y ha escuchado a Leigh-Anne quien asegura que su comportamiento se debió al miedo que tenía por la posible reacción violenta de su marido. Ella tampoco quería arruinar un viaje de "ensueño" que la familia ya tenía contratado para ir a Disneylandia en fechas próximas.

El juez también ha atendido a los posibles trastornos mentales de la acusada así como que su intención inicial era la de entregarlo a una institución especializada pero que las circunstancias en el momento del parto se lo impidieron.

Por todo ello ha sido condenada por maltrato infantil aunque ha quedado en libertad condicional y la pena está suspendida durante un periodo de 14 semanas durante las cuales no podrá volver a delinquir si no quiere que se reactive la sentencia.