Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leonor y Sofía ya tienen DNI

Leonor y Sofía fueron las más aplaudidas a su llegada a la misa de Pascua en Mallorca. Foto: EFEtelecinco.es
El Documento Nacional de Identidad, que en marzo ha cumplido su tercer aniversario en su versión electrónica, tiene ya una larga historia desde que, también un mes de marzo de 1944 y en plena posguerra, el General Franco decidiera la creación de un documento que acreditara la identidad de los españoles.
En ese primer documento se establecían cuatro categorías, con arreglo a las condiciones económicas de los titulares. "Su coste sería de 25 pesetas para los de primera; diez pesetas para los de segunda, y cinco los de tercera. Se facilitará gratuitamente a los 'pobres de solemnidad' y a los productores que se encuentren en paro forzoso". Curiosamente, esas cuatro categorías se han mantenido en el documento hasta 1980, cuando se estableció una sola. En la actualidad el DNI cuesta 10 euros.
Hasta 1951 no se emitió el primer carné, que fue a parar al bolsillo del Generalísimo , el número 1. Su esposa, Carmen Polo, llevaría el número 2 y su hija Carmen Franco el número 3. Con una curiosidad, relata Francisco Tesorero, secretario general de la Unidad de Documentación de Españoles y Archivos de la Policía Nacional: que la esposa de Franco no solicitó el carné hasta catorce años después, en 1965.
El número 13 está descartado
En ese mismo año fue expedido para don Juan Carlos y doña Sofía, entonces Príncipes de España, a quienes se les asignaron los números 10 y 11. En 1980 fue el turno de las Infantas Elena y Cristina, que tienen los números 12 y 14 respectivamente -el 13 quedó descartado-, y posteriormente el 15 fue para el Príncipe Felipe.
Los números bajos ¿pertenecen a personas fallecidas? Rotundamente no, afirma Francisco Tesorero. El número del DNI es personal e intransferible y se queda con nosotros y en nuestros papeles hasta después de muertos. CGS