Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberan al padre franciscano y a cuatro mujeres secuestradas el pasado lunes en Siria

El párroco sirio en la localidad de Knayeh, el padre franciscano Hanna Jallouf, y otras cuatro mujeres, todos ellos secuestrados en la madrugada del domingo al lunes por un grupo de milicianos armados han sido liberados, según ha informado la agencia de noticias católica Fides, que cita al obispo Georges Abou Khazen, vicario patriarcal de Alepo para los católicos de rito latino.
"Sabemos que está bien y esto es importante pero no hay noticias de la liberación de los demás hombres que habían sido secuestrados con él", ha explicado el obispo Abou Khazen.
Según un comunicado breve emitido por la Custodia de Tierra Santa, el párroco ha sido puesto bajo "arresto domiciliario" en el Convento de San José, en el pueblo de Knayeh, una medida que habría sido dispuesta por el tribunal islámico.
El padre franciscano y alrededor de 20 cristianos fueron secuestrados en una localidad siria próxima a la frontera con Turquía durante la noche del domingo al lunes. Este jueves ha sido liberado el sacerdote, después de que este miércoles fueran liberadas otras cuatro mujeres.
Según la comunidad cristiana local, el padre Hanna Jallouf fue secuestrado junto con sus feligreses después de realizar una visita a la corte islámica, donde había ido a denunciar el acoso y el abuso sufrido en el convento en las últimas semanas por parte de las brigadas de islamistas que se han apoderado de la zona arrebatando el control al gobierno de Damasco.