Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Líder de las encuestas preelectorales en Brasil defiende la unión homosexual

Vista general de miles de participantes de la comunidad homosexual durante el XIII desfile del "Orgullo Gay", en Sao Paulo (Brasil). EFEtelecinco.es
El gobernador del estado de Sao Paulo y líder en las encuestas de cara a la elección presidencial en Brasil el próximo año, José Serra, defendió hoy la unión estable de personas del mismo sexo durante la 13ª Parada del Orgullo Gay, que según sus organizadores, reunió a más de tres millones de personas.
En un encuentro con líderes de las comunidades homosexuales y con los organizadores de la mayor manifestación gay del mundo, Serra afirmó que es "favorable" a la unión estable entre personas del mismo sexo y adelantó: "tenemos un proyecto sobre eso, está realmente andando porque lo apoyamos".
Los activistas pidieron al político del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) un respaldo para que el Senado apruebe la ley que tipifica a la homofobia como crimen y que ya fue aprobada en primera instancia por la Cámara de Diputados.
Algunos senadores objetan los artículos que prohíben a pastores, sacerdotes y líderes religiosos condenar la homosexualidad en programas de radio y televisión y la normativa judicial contra la discriminación homosexual en manifestaciones públicas.
La organización del evento preveía la participación de 3,5 millones de personas, pero fuentes de la Policía Militar (PM) indicaron extraoficialmente a Efe que la cifra llegó a unas tres millones de personas y solo hasta el martes se anunciará el número definitivo de participantes con el que contó el evento.
La caminata comenzó en la céntrica Avenida Paulista frente al Museo de Artes de Sao Paulo (MASP) y terminó en la plaza Roosevelt con un acto que concluyó ocho horas después del multitudinario desfile, el cual contó con veinte gigantescos carros alegóricos de sonido y millares de personas, en su mayoría disfrazadas.
La Parada necesitó del resguardo terrestre y aéreo de 1.200 efectivos policiales, 900 baños públicos, 140 puestos de primeros auxilios y 16 ambulancias.
La ciudad recibió en el fin de semana cerca de 400.000 turistas, 5% de ellos extranjeros, y que dejaron para los cofres del sector unos 200 millones de reales (unos 103,9 millones de dólares), según datos de la administradora municipal de turismo SPTuris.
El lema de la edición de este año fue "Sin homofobia, más ciudadanía - ¡Por el insomnio de los derechos!" y homenajeó los treinta años del movimiento homosexual en Brasil, que ya ganó el reconocimiento patrimonial y derechos de previsión social para cónyuges del mismo sexo, entre otras reivindicaciones.