Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llamazares advierte de la "debilidad política" de Mato y dice que la Sanidad no es una prioridad para el Gobierno

El portavoz parlamentario de IU en la Comisión de Sanidad del Congreso, Gaspar Llamazares, ha mostrado su preocupación por la "debilidad política" que, a su juicio, ha demostrado la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, durante sus primeros 100 días al frente del departamento. Para Llamazares, la ministra "lleva a cabo su labor con una total atonía", una actitud que "pone de manifiesto de forma nítida" que la Sanidad "no es una prioridad política ni para este Gobierno ni para el PP".
En este sentido, ha indicado que "se repite un escenario similar al que tuvo lugar la legislatura pasada con el PSOE", lo que, a su juicio, "resulta más triste aún si se tienen en cuenta los grandes retos que se deben afrontar".
El parlamentario de IU ha destacado la "falta de iniciativa" de Mato respecto "a las grandes exigencias y demandas puestas encima de la mesa por los millones de usuarios de la Sanidad, los profesionales del sector y determinados colectivos sociales y empresariales vinculados al mismo".
Del mismo modo, advierte de que "a esta notable falta de iniciativa por parte de la ministra se le suma, además, que su departamento esté políticamente a la defensiva, lo peor que puede pasar en un ministerio de estas características".
"Más que a lanzar propuestas constructivas y eficientes a lo que parecen dedicados es a parar los goles y tratar de frenar los golpes que les llegan desde las comunidades autónomas, que están actuando al margen de la autoridad y las atribuciones reales que tiene el Ministerio de Sanidad", ha indicado Llamazares, quien ha señalado que "esto es así pese al férreo control casi monocolor que el PP tiene de la política autonómica".
(EUROPA PRESS)