Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llombart critica a los farmacéuticos por pedir los intereses de demora dado "el esfuerzo" del Consell

El conseller valenciano de Sanidad, Manuel Llombart, ha criticado este miércoles "la actitud" de los farmacéuticos por reclamar los intereses de demora derivados del retraso en el abono de las facturas dado el "gran esfuerzo" que está haciendo el Gobierno valencianos para pagarles "de una forma adecuada". "Me gustaría que su actitud fuera diferente", ha señalado.
Por ello, Llombart, en la rueda de prensa para presentar la campaña de gripe, ha anunciado que "por supuesto que se recurrirá" el fallo del Juzgado de lo Contencioso número 1 de Valencia a favor de la reclamación presentada por 638 colegiados del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia (Micof), relativa a los intereses de demora derivados del retraso en el pago por parte de la Generalitat Valenciana en el año 2012, si la Abogacía de la Generalitat entiende que cabe recurso.
Al respecto, ha recalcado que "el esfuerzo" que está haciendo la Generalitat por intentar pagar de "una forma adecuada" a ese colectivo está "siendo muy alto" ya que "se les está pagando a 45 días las facturas" y por ello "entendemos que la actitud de farmacias podía ser otra debido al esfuerzo del Gobierno valenciano".
Así, ha insistido: "les puedo recordar, porque a mí me lo recuerda continuamente el conseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, el esfuerzo que supone pagar en esos plazos a las farmacias mes tras mes". "Pero esa es la actitud que tiene el colectivo de farmacéuticos y no podemos decir nada", se ha lamentado.
En cualquier caso, ha apuntado que "no es la primera sentencia en ese sentido" ya que una Ley de Morosidad que fija unos plazos máximos de 30 días para los pagos de empresas a sus proveedores y si se supera este plazo se puede reclamar.
En ese sentido, ha señalado que la "sentencia se acatará, se pondrá en manos de la Abogacía de la Generalitat y si entiende que cabe recurso por supuesto que se recurrirá y si no cabe recurso se aceptará la sentencia". "La actitud es la que es, la ley está para cumplirla y si cabe recurso por supuesto que se recurrirá desde la Abogacía de la Generalitat", ha apostillado.