Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lluvias después de un tiempo veraniego

El agua ha llegado allí donde más se necesita. Murcia ha sido la comunidad más agraciada. Se han superado los 40 litros por metro cuadrado a lo largo de la mañana del jueves. La tan esperada lluvia también ha caído en la Comunidad Valenciana y ha dejado desiertas playas como la de Gandía, tras un principio de semana totalmente veraniego.
La misma situación se ha repetido en Alicante y en Valencia. En ambas ciudades los paraguas han salido a la calle y han aparcado, de momento, el tiempo seco. Y en Madrid el agua caída en forma de tormentas ha dificultado la circulación hasta bien entrada la mañana del jueves. Hasta el domingo seguirá lloviendo.
Inundaciones, cortes y daños
Las lluvias han provocado destrozos en distintos lugares de la geografía española. En Alicante, la lluvia ha provocado el desplome de un tejado en obras de un edificio de diez plantas en el municipio alicantino de Alcoy. Los inquilinos tuvieron que ser desalojados, sin que ninguno de ellos resultara herido. Los técnicos del Ayuntamiento de Alcoy han informado de que la estructura del edificio no está dañada.
Por su parte, en la comunidad cántabra tras las fuertes se ha producido el desbordamiento del ríoVendejo y, con ello, un importante socavón en una carretera local que comunica los municipios de Caloca y Vendejo, en Pesaguero (Cantabria), que todavía permanece cortada al tráfico.
Por último, la intensa lluvia que cayó en Vigo (Pontevedra) ha provocado cortes de luz en varias zonas de la ciudad, así como el anegamiento de un transformador de Unión Fenosa. MLS