Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Logran una línea de células madre que mantiene la viabilidad del embrión

El doctor Carlos Simón (dcha), responsable del equipo de investigación del Centro de Investigación Príncipe Felipe, que ha obtenido la primera línea de células madre que mantiene la viabilidad del embrión del que procede, durante su intervención, junto al conseller de Sanidad Manuel Cervera, en la rueda de prensa ofrecida para informar de este avancetelecinco.es
El nuevo protocolo establecido por los científicos mantiene el desarrollo embrionario y conserva su viabilidad. Se emplean técnicas de micromanipulación, a partir del aislamiento de una de una blastómera o célula de las que se compone el embrión en las primeras fases de su desarrollo.
La blastómera que se emplea procede de un embrión en el tercer día de desarrollo y estadio de siete células. Así el embrión puede continuar su desarrollo normal tras este procedimiento.
Uno de los grandes avances de esta técnica pionera en Europa es la creación de células madre inmunológica y genéticamente compatibles con el embrión del que procede en beneficio de potenciales terapias celulares que podrían aplicarse en un futuro.
El equipo que dirige Carlos Simón ha logrado que estas células posean las mismas características que las obtenidas anteriormente y que puedan diferenciarse en tipos celulares de distintos tejidos del cuerpo y pueden crecer en estado indiferenciado en cultivo de forma indefinida.
Este avance, que abre las puertas a mejoras en la regeneración de órganos y tejidos dañados, podría frenar la polémica sobre la investigación con este tipo de células. Algunos sectores sociales consideran que se impide el desarrollo de la vida de los embriones que se deshechan.  
Sin embargo, Simón ha señalado que siempre existirán "debates éticos y morales" sobre estas investigaciones y ha indicado que el objetivo de su equipo ha sido "obtener la mejor fuente de células madre", en este caso sin destruir el embrión.