Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Longo (Foro): "Calificar la sidra como una droga es un disparate sin precedentes en toda Europa"

El diputado de Foro en la Junta General del Principado Albano Longo, ha criticado este domingo el Proyecto de Ley de Atención Integral en Materia de Drogas al que su grupo parlamentario ha presentado 8 enmiendas parciales, apuntando que "calificar la sidra como una droga es un disparate sin precedentes en toda Europa".
"Se trata de un Proyecto de Ley que llega a nuestra región con 6 años de retraso frente al resto de Comunidades Autónomas", señala Longo en nota de prensa, que cree "la terquedad de los gobiernos socialistas ha convertido a Asturias en una isla, ya que mientras en el resto de España los jóvenes menores de 18 años no podían acceder al consumo de alcohol aquí era permitido a partir de los 16 años".
Para el diputado de Foro "lo más llamativo de este tardío Proyecto de Ley es que en el mismo se hace patente la postura radical del Consejero de Sanidad y de su director general de Salud Pública en asuntos como la inclusión de las bebidas fermentadas en el concepto de droga".
"Y es que si revisamos el concepto de droga en la Unión Europea y la normativa relacionada en los distintos países, a través del Centro de Monitorización de drogas y drogadicción (EMCDDA), no se encuentra ni una mención al alcohol", añade.
Por otro lado Longo critica la "incoherencia que caracteriza al PSOE porque los mismos que protestan en Madrid por equiparar al vino con otras bebidas alcohólicas en Asturias se atreven a llamar a la sidra droga".
Para Longo hay otra clara contradicción: "mientras desde el Gobierno del Principado se quiere convertir a la sidra en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, por otra parte se pretenda poner toda clase de trabas a un consumo responsable, perjudicando a agricultores, lagareros y hosteleros, al llevar al extremo la ley sobre drogas".
"Ante este fundamentalismo no sería de extrañar una resolución conjunta de los consejeros de Agroganadería y Sanidad en la que se obligué a arrancar las pomaradas al igualarlas a una plantación de marihuana", apunta Longo.
El diputado considera que "equiparar las drogas duras, el abuso del alcohol y el consumo moderado de bebidas fermentadas de baja graduación banaliza la severa problemática del alcoholismo y la drogadicción".
El parlamentario concluye lamentando que "en Asturias seamos los últimos de toda España en actualizar esta Ley que llega con años de retraso por el empecinamiento de los gobiernos socialistas" y recalca la importancia de apostar más "por la prevención, la educación y la sanción, para lo que son necesarios tanto recursos humanos como económicos".