Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MARM pide a Greenpeace que rectifique las acusaciones a la pesca

La secretaria general del Mar del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Alicia Villauriz, ha pedido a la organización Greenpeace que rectifique de forma "urgente e inmediata" las acusaciones planteadas en el informe 'Investigación en el Océano', porque "faltan a la verdad y son manifiestamente inexactas". Por su parte, la ONG ha reafirma en todos los datos, en respuesta a la petición del ministerio.
Así, en la carta de cinco páginas remitida por Villauriz a la directora de campañas de la ONG, María José Caballero, critica el tono de Greenpeace y las críticas sobre la gestión de las pesquerías por el sector pesquero y el Gobierno Español.
El citado informe asegura que tres cuartas partes de los stocks pesqueros están totalmente "explotados, sobreexplotados o agotados", algo que para la secretaria de Estado es una "distorsión de la realidad" porque dice que la FAO considera que esta cifra es del 32 por ciento, "muy lejos" del 75 por ciento que apunta el informe.
El documento de Greenpeace critica también las ayudas que se dan al sector, a lo que la misiva de la secretaria general del Mar a la que ha tenido acceso Europa Press, insiste en que cumple la reglamentación establecida por la UE para el reparto de fondos, algo que es público y está al alcance de todos y, en este contexto afirma que los datos de ayudas que apunta la organización dice que están ligados a una "supuesta permisividad del Gobierno" frente a la pesca ilegal y que esto es una "clara tergiversación".
"Las ayudas no tiene ningún efecto incentivador de la presión pesquera a nivel comunitario y, muchísimo menos a escala mundial. Las ayudas sirven precisamente para impulsar la sostenibilidad de las pesquerías así como para garantizar el mantenimiento de actividad y de la renta de los pescadores marineros", asegura la secretaria de Estado.
Finalmente, la responsable del mar considera "del todo inaceptable" que dicho informe acuse al sector pesquero de "crimen organizado" con el consentimiento de los Estados miembro. "Esta afirmación, además de no responder a la realidad, parece buscar el sensacionalismo, es inaceptable, muy grave y dice poco en favor de la credibilidad de su informe".
GREENPEACE CONFIRMA SUS DATOS
En este contexto, la ONG ecologista ha insistido en que su campaña de pesca va dirigida a asegurar el futuro del sector que practica la pesca sostenible, generadora de riqueza y empleo y ha respondido a la secretaria de Estado rebatiendo los argumentos.
Por eso, insiste en que los datos del informe SOFIA 2010 de la FAO dice que el 53 por ciento del stock pesquero está "totalmente agotado" y que el 32 por ciento de las poblaciones mundiales de peces están sobreexplotados. La suma de estas cantidades es la que Villauriz critica por errónea.
Igualmente, responde a los datos sobre los tamaños de la flota pesquera asegurando que la secretaria de Estado trata de "hacer más pequeña la flota española". En su contestación, Greenpeace le recuerda que cuando los países hablan de su flota, siempre se hace referencia al tonelaje bruto de la misma, cifra en la que España ocupa el primer puesto de la UE (con el 24,2% - 446.671 GT) y no al número de embarcaciones.
En cuanto a las ayudas al sector pesquero, Greenpeace ha acreditado en su informe la existencia de al menos seis cartas de la Comisión Europea en las que pide al Gobierno español la paralización de la actividad de ciertos buques, como el Galaecia e insiste en que a pesar de esta petición, "España siguió concediendo subvenciones al propietario del buque, la familia Vidal".