Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF celebra los avances en el tratamiento del VIH pero avisa de que la "crisis" del sida continúa

Médicos sin Fronteras (MSF) ha celebrado los últimos datos publicados por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), que por primera vez muestran un mayor número de pacientes en tratamiento que sin tratar, pero avisa de que la "crisis" del sida continúa ya que en 2016 hubo un millón de muertes que "siguen siendo demasiadas".
"Es una buena noticia que tantas personas estén bajo tratamiento contra el VIH en estos momentos", ha señalado Sharonann Lynch, asesora de VIH y Tuberculosis de la Campaña de Acceso a medicamentos de MSF, que considera este dato un "punto de inflexión" en la lucha contra el virus.
No obstante, esta experta avisa de que todavía hay muchos retos pendientes y por ello ve "muy preocupante" que la ayuda internacional para luchar contra esta enfermedad esté siendo retirada "bajo el supuesto erróneo de que se ha ganado la batalla".
"Muchas de estas muertes son prevenibles. Personas con VIH siguen desarrollando la enfermedad y, posteriormente, padecen tuberculosis e infecciones oportunistas como la meningitis criptocócica", según Lynch.
De hecho, los datos de ONUSIDA muestran que una de cada tres personas con VIH solo inicia el tratamiento antirretroviral después de haber desarrollado la enfermedad, lo que hace que sea más probable que su resultado general sea peor. "Es más, las personas con VIH a menudo no reciben el cuidado que necesitan para estas infecciones oportunistas", ha apuntado.
A su juicio, la respuesta mundial al VIH debe traducirse en un aumento del tratamiento antirretroviral a más personas antes, en estado más inicial de la infección.
"Con más personas en tratamiento, también resulta fundamental disponer de recursos suficientes para prevenir y abordar las enfermedades relacionadas con el sida que siguen siendo difíciles y caras de tratar con los medios actuales disponibles", según la portavoz de MSF.