Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macrooperación contra el blanqueo de dinero procedente del narcotráfico

Macrooperación contra el narcotráficotelecinco.es

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido en diversas provincias a 54 miembros de una banda presuntamente dedicada al narcotráfico de cocaína y al blanqueo de los capitales generados, han informado fuentes policiales. De ellos 32 permanecen en prisión y el resto está en libertad con cargos. La operación ha bloqueado 32 inmuebles por valor de siete millones de euros.

La droga era trasladada vía marítima desde Sudamérica oculta en contenedores o cargamentos de frutas, o vía aérea mediante 'mulas', y el dinero obtenido con el tráfico de drogas era blanqueado a través de testaferros que regentaban empresas legalmente constituidas, con el asesoramiento de dos gestorías y una entidad bancaria.
La operación ha bloqueado 32 inmuebles relacionados con la trama valorados en unos 7 millones de euros y numerosas cuentas corrientes, y ha detenido a 26 personas en Barcelona, 14 en Valencia, siete en Tarragona, dos en La Jonquera (Girona), dos en Murcia, una en Castellón, una en Alicante y otra en Madrid.
Los agentes han intervenido 330 kilos de cocaína, 1,5 millones de euros en efectivo, 12 armas de fuego, casi 1.900 cartuchos de diverso calibre, 16 vehículos y diversas joyas de alta gama.
La investigación policial, que empezó en marzo de 2011, logró identificar a los integrantes de la trama, su jerarquía y su rol en la organización, los diversos métodos para introducir la cocaína y la estructura destinada al blanqueo de capitales. El grupo criminal poseía en Barcelona destinada al blanqueo de capitales procedentes de la venta de la droga, y cuya base era la explotación de empresas legales dedicadas a la venta de fruta, adquisición de viviendas, locales y vehículos por parte de testaferros.
Los 18 registros realizados permitieron conocer el grado de organización de la trama, así como el elevado tren de vida del máximo responsable y su esposa. El jefe de la red hacía gala de una extrema violencia.
La banda tenía unas sofisticadas medidas de seguridad y un extremo cuidado en las comunicaciones entre sus integrantes, con cambio continuo de teléfonos móviles y encriptación de sus mensajes, y no dudaba en utilizar la violencia, lo que le llevó a enfrentamientos con otros narcos.
De los 54 detenidos, a los que se les imputa los delitos de tráfico de estupefacientes, blanqueo de capitales y tenencia ilícita de armas, 32 ingresaron en prisión y el resto quedaron en libertad con cargos.