Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Zoo de Madrid cede al Museo de Ciencias Naturales los ejemplares de Chu-Lin y su madre 20 años después de su muerte

El Zoo Aquarium de Madrid y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) han firmado este viernes 29 de enero un acuerdo de cesión de los ejemplares naturalizados de Chu-Lin y su madre Shao-Shao, que estarán expuestos en el espacio 'Biodiversidad' del MNCN, coincidiendo con el 20º aniversario de la muerte de Chu-Lin.
Asimismo, con motivo de la instalación de esta nueva pieza, el Museo ha programado actividades educativas que se desarrollarán durante el mes de febrero. Los participantes en los talleres conocerán cómo y dónde viven los osos panda, así como el programa de conservación que el gobierno chino lleva a cabo en varios zoológicos del mundo; programa en el que colabora el Zoo Aquarium de Madrid.
El 4 de septiembre de 1982 el Zoo Aquarium de Madrid anunciaba el nacimiento del primer oso panda gigante nacido por inseminación artificial en Occidente. Bajo este título, pasaba a formar parte, incluso del libro Guinness de los récords.
El director del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, Santiago Merino, ha afirmado que la firma de este acuerdo es "una maravilla" que lleguen al Museo "ejemplares de una especie emblemática para la conservación de la naturaleza" y que les "viene muy bien para completar el discurso de la exposición; conservar la naturaleza y tener cuidado con las extinciones que el ser humano está provocando en la actualidad".
Así, a través de talleres infantiles "para divulgar ciencia" buscan trasladar a los más pequeños "el mensaje de conservación". "No queremos que estas especies acaben sólo en una vitrina, sino queremos que se puedan disfrutar en la naturaleza y que sigan existiendo para que las generaciones futuras las disfruten en su ambiente y no en un museo", ha declarado.
En la misma línea, el director biológico del Zoo Acuarium de Madrid, Agustín López Goya, ha señalado que con esta donación "se pretende dar a conocer a los niños, a través de las actividades educativas que van a realizar en el Museo, la importancia de conservar las especies amenazadas, los programas de conservación y transmitir ese mensaje a los niños desde pequeños".
UN SÍMBOLO PARA EL ZOO DE MADRID
Asimismo, López Goya ha afirmado que "desde que Chu-Lin naciera en el 78, el oso panda se ha convertido en un símbolo para el Zoo de Madrid" y ha adelantado que intentarán esta primavera la inseminación artificial de uno de los osos panda del Zoo.
Los pandas solo viven en un área del sur de China en poblaciones aisladas con pocos individuos y, aunque son omnívoros, se alimentan básicamente de bambú; de hecho, sus garras delanteras han evolucionado especialmente para manipular dicho vegetal con su conocido falso pulgar. Esta situación los hace especialmente vulnerables al cambio climático y a la ocupación de su hábitat natural con áreas para el cultivo, que aíslan genéticamente sus poblaciones y dificultan su alimentación.
La historia de los osos panda gigantes en el Zoo Aquarium de Madrid se remonta a 1978, cuando durante un viaje oficial a China, el gobierno de aquel país regaló a los Reyes de España una pareja de pandas gigantes llamados Shao-Shao y Chang-Chang que, unos meses después, los monarcas españoles cederían al Zoo de Madrid. Cuatro años más tarde, en 1982, nacía el primer panda por inseminación artificial del mundo occidental como una significativa contribución mundial a la conservación y reproducción de esta especie en grave peligro de extinción. En los meses posteriores, los niños españoles se volcaron en proponer nombres para el pequeño panda que finalmente fue bautizado como Chu-Lin.
El 25 de abril de 1996 fallecería y un año más tarde, para honrar la memoria del primer panda español, la reina Doña Sofía inaugura una escultura el instalación de osos panda del Zoo bajo la inscripción "Los niños a Chu-Lin".