Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer se tira por la ventana después de que su expareja la golpeara y disparara

Una mujer se tiró el miércoles por la ventana de su piso en Vallecas, Madrid, después de que su expareja le golpeara y le apuntara con una pistola, llegando incluso a disparar sin éxito en dos ocasiones, han informado fuentes policiales.

Los hechos tuvieron lugar este mediodía en la calle Antonia Calas, en el madrileño barrio de Vallecas. El agresor, de 65 años, entró con unas llaves en la casa de su víctima, una mujer rumana de 25 años, con la que había mantenido una relación durante años pero de la que se había separado hace cinco meses.
Una vez dentro, y estando presente una amiga, comenzaron a discutir y el hombre pegó dos bofetones a la chica, sacó una pistola de su ropa, cargó el arma, le apuntó con ella en el cuello y le disparó en dos ocasiones. Afortunadamente, no le hirió, ya que se le atascó el casquillo.
En ese momento, la víctima, Mónica Claudia V., se tiró por la ventana del piso y cayó sobre un toldo. Fue atendida en la calle por una UVI del Samur-Protección Civil, cuyos sanitarios la trataron de heridas muy leves y le dieron de alta en el lugar, según ha confirmado un portavoz de Emergencias Madrid.
Ante los gritos de la amiga de la agredida, los viandantes requirieron la presencia de la Policía Municipal. Los agentes subieron al inmueble pero el presunto maltratador no abrió hasta cinco minutos después, tiempo que aprovechó para esconder la pistola y amenazar a la amiga con matarla si les contaba algo.
Sin embargo, estos policías, a los que se unieron otras unidades, lograron encontrar el arma con al que había amenazado a las jóvenes escondida en el tejado de un patio interior. Estaba montada, con el seguro quitado y encasquillado. Se trata de una pistola de calibre 7,65mm, su cargador tenía seis cartuchos y cerca una caja con 23 más, han señalado las mismas fuentes.
Los agentes procedieron a la detención del sujeto, José D.R. por la presunta comisión de un delito de amenazas, otro delito de violencia de género y otro por tenencia ilícita de armas (sólo tenía permiso para poseer armas largas) y amenazas. En la vivienda le encontraron tres escopetas, que le fueron requisadas.
Este mediodía estaba fijado un juicio rápido por estos delitos en el Juzgado de Violencia de Género número 10. La mujer no tenía orden de alejamiento ni había denunciado a su agresor, a pesar de que declaró ante la Policía que le había maltratado anteriormente, "que no la podía volver a ver con otro hombre".