Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid estrena la nueva Selectividad

 Por su parte, las comunidades de Aragón, Baleares, Cataluña y Valencia, que habían convocado a sus estudiantes los días 8, 9 y 10 de junio, posponen el inicio de la Selectividad una jornada (9, 10 y 11). La decisión afecta, sobre todo, a los estudiantes valencianos, que en lugar de contar con cuatro días para los exámenes, lo harán en tres.
Asimismo, la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) ya ha comenzado a examinar de Selectividad a todos los estudiantes de sistemas educativos extranjeros con estudios homologables al título de Bachiller español y a los estudiantes procedentes de centros públicos españoles situados en el extranjero.
En Madrid, "casi todos" los estudiantes se han presentado a las dos partes, una obligatoria que consta de cuatro asignaturas y otra voluntaria en la que los alumnos que decidan hacerla "podrán hacer hasta cuatro ejercicios para obtener cuatro puntos más", por lo que la nota final "se recalculará sobre 14", afirmó la vicerrectora de estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Margarita Barañano.
Barañano ha explicado que la mayoría de los 9.500 alumnos que se han presentado en la Complutense a la selectividad este año, 679 más que en la convocatoria de 2009, también lo han querido hacer a las pruebas para subir nota y 8.548 se han matriculado para hacer las dos partes, la obligatoria y la voluntaria.
La Vicerrectora de Alumnos ha señalado que es comprensible la estrategia de los alumnos, que en el "contexto de cambio e incertidumbre todos quieran tener la máxima nota por si acaso", y que espera un porcentaje alto de aprobados.
En noviembre de 2008 se aprobó el Real Decreto por el que se regulan las condiciones de acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de grado y los procedimientos de admisión a las universidades públicas españolas. Su principal novedad es que permitirá subir nota mediante un examen opcional de las asignaturas relacionadas con el grado al que quieran optar.
La nueva selectividad se divide en dos fases. La primera, la 'fase general', que, igual que hasta ahora, el alumno se examina de las materias comunes de segundo de Bachillerato --Lengua castellana, Literatura, Lengua extranjera, Historia o Filosofía y de la Lengua cooficial, en función de la comunidad autónoma--. Además, se une a esta prueba general un examen de una asignatura de modalidad elegida por cada estudiante.
La segunda fase, la 'específica' es voluntaria. Aquí, el alumno que quiera competir por una plaza en una titulación en la que prevé que haya más demanda que oferta, tendrá la oportunidad de mejorar su nota examinándose de cualquiera de las materias de modalidad de segundo de Bachillerato, que tiene que ser distinta a la elegida en la 'fase general'.
Los estudiantes harán cuatro ejercicios (cinco en las CCAA con lengua propia), dos menos que en las anteriores convocatorias.
Los dos primeros ejercicios Lengua Castellana y Literatura y el de Lengua Extranjera, son obligatorios para todos; en el tercero, el alumno elige entre Historia o Filosofía, y en el cuarto también elige una materia de la modalidad en que ha estudiado en Bachillerato (Artes, Ciencias y Tecnología, Humanidades y Ciencias Sociales).
La nota de selectividad es el resultado de la media de los dos cursos de Bachillerato, que pondera el 60 por ciento, y la calificación obtenida en las pruebas de la fase general, que pondera el 40 por ciento restante, siempre que se haya obtenido en ésta un cuatro, al menos. El aprobado es un 5.
Esta mañana los alumnos más madrugadores ocupaban hasta casi un par de horas antes del comienzo del examen los accesos a las facultades, que acogen a las 25 sedes de la Complutense, donde se realiza la selectividad, en un ambiente relajado y alegre.

Exámenes opcionales para subir nota
Las pruebas más esperadas
Unas jóvenes han comentado a EFE que estaban "un poco nerviosas", pero se les "iba pasando". En otro grupo, unos chicos que intercambiaban comentarios y revisaban apuntes, mientras esperaban la hora del examen, ha dicho que es "mucho mejor" poder hacer exámenes para poder subir nota.
 
EPF