Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid impulsará un marco específico para que el Orgullo sea evento de gran interés y evitar multas

La delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, Inés Sabanés, ha afirmado este lunes que buscará en el Pleno de junio "el acuerdo de todos los grupos para declarar la fiesta del orgullo como un acontecimiento de especial relevancia cultural", y que de este modo no sea sancionado por la Ordenanza del Ruido del Ayuntamiento.
Así lo ha explicado Sabanés durante una rueda de prensa ofrecida este lunes en el Palacio de Cibeles, donde la delegada ha señalado que esta "consideración especial" está dirigida a ofrecer "tranquilidad" a los organizadores del Orgullo LGTB 2016 para que se desarrolle la fiesta "con todas las garantías".
En cuanto a la sanción ya impuesta a la celebración del Orgullo LGTB de 2015, Sabanés ha explicado que "está en tramitación un expediente administrativo" para "recabar toda la información y todo lo que supone que esa multa se produzca en el transcurso de una manifestación". De este modo, el Ayuntamiento está analizando "si hay alguna alternativa" tanto "para este momento" como para "las siguientes fiestas".
Según Sabanés, el marco general de la Ordenanza del Ruido "no responde bien a toda la serie de acontecimientos de un impacto tan grande como puede ser el Orgullo, e incluso algunas otras fiestas". Este cambio en la normativa "no hablaría solo de un marco específico para el Orgullo".
De este modo, el Ayuntamiento trabajará este "marco específico" para la celebración del Orgullo LGTB 2016 desde el próximo Pleno, para ofrecer una solución "puntual", pero seguirá desarrollando una normativa especial que ofrezca una "solución más definitiva" para las "fiestas de estas dimensiones".
Por su parte, la delegada del Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, ha comparado la celebración del Orgullo LGTB madrileño con los Sanfermines de Pamplona o las Fallas de Valencia, donde "se supera con mucho" el nivel de decibelios permitido. "Queremos buscar un marco normativo parecido", ha apuntado.