Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las rachas fuertes de viento en Málaga no ayudarán a la extinción del incendio a pesar de las lluvias

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé algunas precipitaciones débiles en las zonas afectadas por el incendio de Málaga pero con rachas de viento de levante de unos 20 kilómetros por hora y que pueden llegar en determinados momentos hasta los 40, condiciones éstas que no favorecerían a la extinción del incendio.

Según ha explicado a Europa Press el portavoz de la Aemet en Málaga, José María Sánchez, este viento se mantendrá en la zona a lo largo de toda la jornada aunque, al menos, la humedad del ambiente será de un 80 por ciento y eso ayudará a refrescar un poco el terreno. Ayer cuando se declaró el incendio, en torno a las 18,50 horas en Coín, el ambiente era "mucho más seco, en torno a un 30 por ciento de humedad".
Sánchez también ha destacado que las temperaturas se mantendrán entre los 26-27 grados y que no se prevé un ascenso en las próximas horas, por lo que eso también puede ayudar, junto al trabajo de los efectivos especializados del Infoca y de la UME, entre otros, a que las llamas no sigan propagándose con tanta rapidez.
El incendio comenzó ayer jueves en Coín y se ha extendido ya a Alhaurín el Grande, Mijas, Marbella, Ojén y a Monda. Las llamas han obligado al desalojo de unas 5.000 personas y dos han resultado heridas. Según las primeras estimaciones, se han calcinado más de 1.000 hectáreas.
A los efectivos del Infoca, del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) de Málaga y Bomberos se unen los medios desplegados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que ha enviado un total de 10 medios aéreos y terrestres para las labores de extinción.
De esta forma se han asignado tres helicópteros bombarderos Kamov, cuatro aviones anfibios, un avión de carga en tierra, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones y un avión de Comunicación y Observaciones.