Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Malaui alimentará a los pobres con los 15 millones de dólares obtenidos en la venta del avión presidencial

El Gobierno de Malaui planea utilizar los 15 millones de dólares (11,6 millones de euros) que ha obtenido por la venta del avión presidencial para alimentar a más de un millón de personas que sufren carencias alimenticias crónicas, según ha informado un portavoz de la Tesorería este jueves.
La actual presidenta, Joyce Banda, que asumió el cargo en abril del año pasado tras la muerte de Bingu wa Mutharika tras sufrir un infarto, convirtió la venta del avión en una prioridad con el fin de enmendar el daño económico provocado.
"Los 15 millones de dólares de la venta del avión presidencial los usaremos para la compra de maíz a nivel local para ayudar a alimentar a la población hambrienta, y parte del dinero irá hacia la producción de hortalizas", ha asegurado el portavoz de la Tesorería, Nations Msowoya.
La cifra obtenida de la venta del 'jet' del presidente representa más de la mitad del dinero asignado para comprar maíz hasta finales de marzo para los 1,46 millones de personas que sufren de carencias alimenticias, según los datos de la Comisión de Evaluación de Vulnerabilidad Malauí, vinculada a Naciones Unidas.
Mutharika, que dejó la economía del país al borde del colapso tras la pugna que mantuvo con los donantes cuyo apoyo equivalía a al menos el 40 por ciento del presupuesto, compró el 'jet' por 22 millones de dólares en 2009, asegurando que el avión correspondía a su estatus y era más barato que los vuelos comerciales.
Reino Unido, principal donante de Malaui, criticó la compra y redujo su ayuda presupuestaria al Gobierno de Mutharika en tres millones de libras (unos 3,5 millones de euros) por este motivo.
Actualmente, Banda, que se enfrenta a nuevas elecciones el próximo año, ha ganado mucho apoyo en Occidente tras la introducción de toda una serie de medidas de austeridad así como sus gestos para reforzar las empobrecidas arcas del país. Desde que asumió el cargo, Banda ha reducido su salario un 30 por ciento, ha prometido vender los 35 vehículos Mercedes empleados por su gabinete y ha introducido toda una serie de medidas de austeridad.
No obstante, su popularidad en el país ha caído debido a una devaluación de la moneda nacional, el kwacha, respaldada por el FMI, que ha hecho que la inflación aumente a más del 35 por ciento.
La venta del avión a la compañía de Islas Vírgenes Bohnox fue anunciada el pasado mes de mayo. El lujoso avión costaba a Malaui alrededor de 300.000 dólares anuales en concepto de mantenimiento y seguros.