Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mancomunidad Occidental de la Costa del Sol impulsa una campaña para acabar con las colillas de cigarrillos en la playa

Se van a repartir 12.000 ceniceros de playa entre los ocho municipios costeros que conforman el organismo
La Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental ha iniciado una campaña para combatir las colillas de los cigarrillos, uno de los elementos más contaminantes que los usuarios dejan en las playas costasoleñas. Para ello, se van a repartir 12.000 ceniceros de playa entre los ocho municipios costeros.
Según ha explicado la delegada de Medio Ambiente de la Mancomunidad, Carmen Márquez este residuo "no es en absoluto inofensivo, ya que los filtros están fabricados con un material no biodegradable que puede tardar desde los 18 meses hasta los 10 años en descomponerse". Asimismo, ha recordado que contienen otros componentes químicos del tabaco --toxinas como el plomo, cadmio, arsénico, etcétera-- "que son liberados en contacto con el agua".
De ese modo, Márquez ha añadido que "una sola colilla contamina unos ocho litros de agua" y que estos residuos pueden ser ingeridos accidentalmente "por niños y por especies marinas, que luego comemos todos", ha incidido.
Las playas de la Costa del Sol Occidental "son sin duda el principal reclamo turístico que tenemos, tanto a nivel nacional como internacional", ha incidido Márquez, quien ha recordado que "actualmente contamos con once banderas azules, reconocido distintivo de calidad ambiental".
Por este motivo, ha reiterado que "es imprescindible hacer hincapié en el mantenimiento de estos espacios y concienciar a la población de la importancia de cuidar nuestras playas, por su importancia medioambiental, y por ser una fuente de ingresos de primer nivel para esta zona".
En ese sentido, ha subrayado que la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental "trabaja diariamente para ofrecer un destino de calidad en todos sus ámbitos" y que el éxito de esta campaña "favorecerá la imagen medioambiental de nuestras playas, atrayendo a turistas y visitantes".
Según un estudio elaborado por la Universidad de Longwood de los Estados Unidos y reseñado por Márquez, las colillas representan el 26 por ciento del total de la basura que se recoge en las playas. Además, los principales desechos que se generan en playas "son restos que provienen de comida y bebidas como botellas, envoltorios, latas, bolsas, etcétera", ha detallado.
Por ello, el objetivo de esta campaña es la concienciación de los usuarios de la importante necesidad de cuidar de nuestras playas "y procurar no dejar una mala huella en ellas", ha concluido la delegada.