Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manifestación nacional este domingo en Málaga para pedir el reconocimiento de la categoría de bombero forestal

La Asociación Nacional de Bomberos Forestales ha convocado para las 12,00 horas de este domingo una marcha --a la que está previsto que acudan profesionales de todos el país-- para la visibilización de este sector, que partirá del edificio de Servicios Múltiples de la Junta de Andalucía, ubicado en la avenida de la Aurora, y finalizará en la Plaza de la Merced, con la lectura de un manifiesto.
El objetivo, según han subrayado a Europa Press fuentes del colectivo, es hacerse fuertes en la reclamación del reconocimiento de la categoría de bombero forestal, una de las principales peticiones de este gremio a nivel nacional y, de manera específica, en el seno del dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales (Plan Infoca) en Andalucía.
Esta acción, de carácter reivindicativo, se llevará a cabo después de la celebración este sábado, también en Málaga, de la III Marea del Fuego, una actividad destinada a visualizar a este colectivo entre la ciudadanía y dar a conocer el entorno en el que los profesionales del sector desarrollan su actividad profesional.
Las jornadas técnicas, que por primera vez van a tener lugar en Andalucía, cuentan con un programa que incluye una explicación de cómo afrontar las grandes emergencias por incendios forestales, la información relativa al esfuerzo físico y mental realizado por los bomberos forestales en las intervenciones que realizan y a los perjuicios que provoca el humo en la salud humana, y la adaptación del bosque mediterráneo español al cambio climático.
Asimismo, se va a profundizar en la necesidad de crear un marco nacional que regule la profesión de bombero forestal y unifique un criterio común sobre las emergencias ambientales en el ámbito rural.
"Los incendios forestales representan una de las consecuencias más directas e inmediatas del cambio climático en nuestros bosques. Esto, unido a los cambios en el uso de la tierra y la mala gestión de los montes, agravan el aumento de la frecuencia, intensidad y extensión de los incendios", ha resaltado Alejandro Yáñez, representante de la asociación.
SERVICIOS OPERATIVOS DOCE MESES AL AÑO
En declaraciones a Europa Press, Yáñez ha indicado que "es necesario tener bomberos forestales modernos que atiendan las emergencias en el ámbito rural, reconocidos como servicio esencial a la ciudadanía, formados continuamente, especializados y bien equipados". En este sentido, añade que esta profesión presenta la tasa de siniestralidad más alta toda Europa en trabajos forestales.
Asimismo, ha apuntado que los incendios forestales se pueden producir en cualquier época del año y por eso se deben tener operativos los servicios de bomberos forestales los doce meses del año. "Una gestión forestal apropiada es la que prioriza la prevención a la extinción del fuego", ha dicho.
Para concluir, ha recordado que "nuestros bosques se encuentran entre los ecosistemas más importantes de Europa debido a la alta biodiversidad que albergan, a la función de estabilización y reducción de la erosión del suelo y estabilización de los microclimas urbanos. La producción de biomasa conlleva beneficios económicos directos y fija la población en las zonas rurales, evitando el abandono de los territorios, y por ello son un ejemplo de los múltiples servicios que nos aportan nuestros montes".