Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos construyen un puente 54 veces más barato de lo que valoró el Ayuntamiento

Manoelina dos Santos,Juracy da Conceição,Adalto José Soares,puente vecinal Barra Mansa,iniciativa vecinal Brasiltelecinco.es

Un grupo de vecinos de una localidad del interior de Brasil, al noroeste de Rio de Janeiro, tomaron la iniciativa de construir un puente ante la negativa del alcalde. El Ayuntamiento desde hacía 20 años se negaba construirlo  alegando que era demasiado caro. Los técnicos del Ayuntamiento de Barra Mansa, calcularon que el puente costaba 72.939 euros (270.000 reales), pero los propios afectados consiguieron hacerlo por solo 1.350 (5.000 reales).

Los habitantes de este pueblo se cansaron de esperar a que las autoridades resolvieran la incomunicación que existía entre los pueblos de  Nova Esperança y Sao Luiz.
Los residentes tenían que bordear un río y andar unos dos kilómetros para hacer comprar o visitar a amigos y familiares, según ha publicado la BBC.
Las autoridades se negaban a construir el puente, porque según los cálculos era demasiado caro. Sin embargo, los vecinos recaudaron dinero y con sus propias fuerzas lo construyeron 54 veces más barato que los cálculos oficiales.
Las heroínas de esta historia son dos amas de casa,  Manoelina dos Santos, de 72 años, y Juracy de la Conceição de 65, que organizaron a los vecinos para hacer lo que los políticos les negaban.
“Si dependíamos del poder público, íbamos a esperar otros 10 años”, sostiene Adalto José Soares, un comerciante del lugar de 52 años e hijo de Manoelina. “Ahí tuvimos esta actitud, recaudamos dinero de los habitantes y lo hicimos”, contaron a la BBC.
No solo lo construyeron más barato, sino también en menos tiempo. Los vecinos lo construyeron en un mes. El puente construido con chapas de metal, tiene unos postes de hormigón, capaces de soportar hasta tres toneladas en movimiento.
En él participaron albañiles, soldadores de barcos, electricistas, pintores, vecinos y amigos de la localidad, que trabajaron sábados y domingos hasta construirlo.
Desde la superintendencia de obras y servicios públicos de Barra Mansa aseguran que la diferencia de costes se debe a la “variación de calidad de los proyectos”.
Para muchos de los vecinos se debe a la corrupción política, que inflaron el presupuesto para desviar dinero.
Este mes el alcalde de Barra Mansa, Jonas Marins, fue separado de su cargo  por la Justicia, acusado de irregularidades en gastos millonarios en el área de salud.