Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel Pinteño, el preso más antiguo de España, abandona la cárcel

Manuel Pinteño lo expresa vivamente: "Estoy en una nube", al salir, por fin, de la prisión. Pinteño era uno de los reclusos que llevaba más tiempo entre rejas en España antes de abandonar la prisión granadina de Albolote. Más de 30 años en la cárcel que no pasan en vano. En su dudoso currículum figura que fue uno de los atracadores más activos durante los 70 y principios de los 80, aunque nunca ha cometido delitos de sangre. Nada más salir de la prisión le esperaban ansiosos sus hijos y él anonadado miraba a todos con ilusión.
Este Manuel Pinteño, en libertad tras 33 años en prisión, ha cambiado radicalmente: su aspecto no es ni mucho menos el que se recuerda de su última aparición, en un juicio en 2006. Pero el cambio más grande lo va a experimentar el ya ex presidiario cuando entre en contacto con una España muy distinta de la nación pre-constitucional que lo hizo preso. Y es que por entonces se robaba, pero de 600 en 600 pesetas...
En efecto, cuando Pinteño entró en la cárcel, en 1977, aún no se había redactado la Constitución española, mientras que ahora, a su salida, le sorprenderá la era digital en la que este país está bastante inmerso.
 
Si bien Pinteño nunca fue condenado por delitos de sangre, fue prolífico en robos, motines y fugas por los que fue encadenando condena tras condena... Ahora, con 52 años, abraza la libertad y un mundo nuevo por descubrir...