Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marcar la casilla de fines sociales en la declaración de la renta beneficia a más de seis millones de personas en España

Más de seis millones de personas se benefician este año de los 1.135 proyectos financiados gracias a los contribuyentes que en el último ejercicio marcaron la casilla de fines sociales en su declaración de la renta, por la que el 0,7% de lo recaudado con la misma se destina a Acción Social. Si todos los declarantes lo hicieran, la cifra de beneficiarios se duplicaría.
Así lo han explicado este martes en rueda de prensa el presidente de la Plataforma de ONG de Acción Social, Juan Lara; el Presidente de la Plataforma del Tercer Sector, Luciano Poyato; y el Presidente de Cruz Roja Madrid, Carlos Payá; en un acto en el que han estado acompañados de la directora General de Servicios para la Familia y la Infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Salomé Adroher; para presentar la campaña anual por la casilla de fines sociales.
En concreto, en el último ejercicio más de 10 millones de contribuyentes marcaron la casilla de Actividades de Interés General consideradas de Interés Social, con lo que se consiguió recaudar 278,9 millones de euros, una cifra histórica y un dinero que irá a parar a 1.135 programas que aportarán un beneficio social a casi 6 millones de personas en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión.
Según ha destacado Lara, si todos los contribuyentes hicieran este gesto, que no tiene coste para el usuario y que no es excluyente, porque se puede marcar simultáneamente la casilla de la Iglesia, este año se podrían conseguir 500 millones de euros, duplicando así el número de beneficiarios. "Se trata de un pequeño gesto que supone una gran oportunidad para mejorar la vida de las personas", ha afirmado.
En esta línea, ha señalado que el 48% de los contribuyentes no marcaron la casilla el año pasado, unos porque la dejaron en blanco (29%) y otros porque marcaron sólo la de la Iglesia (19%), "seguramente porque no conozca que puede simultanear ambas opciones". Del total recaudado, el 79,1% se destina a acción social, el 19,4% a cooperación al desarrollo y el 1,43% a proyectos de medio ambiente.
Poyato ha añadido que en el área de acción social, "los fondos recaudados cada año mejoran la situación de casi 6 millones de personas mediante el desarrollo de programas dirigidos, principalmente a la infancia, a las familias, a la juventud, a las personas mayores, a las personas con discapacidad o a cualquier persona en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social".
Por su parte, Salomé Adroher, quien ha clausurado el acto, ha incidido en que "el dinero recaudado y distribuido mediante esta convocatoria pública de subvenciones se destina íntegramente a proyectos concretos de las ONG, no a sus estructuras" y ha afirmado que "continuará la apuesta por los programas dirigidos a atender las necesidades básicas de las personas en situación de pobreza, la prevención de la exclusión social y de apoyo a la infancia y a la familia" en el reparto.