Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marius, hijo de Mette-Marit, levanta la polémica con su uso de Instagram

Las aguas están muy revueltas en las principales Casas Reales del norte de Europa porque, si medio mundo se asombra con el polémico desnudo del príncipe Harry de Inglaterra, en Noruega estalla la guerra entre la Familia Real y la prensa local a causa de Marius, hijo de la princesa Mette-Marit y el uso de la red social Instagram, en donde el joven ha subido unas fotos de sus vacaciones con su madre y el príncipe Haakon.
Este hecho ha sido la causa principal que ha motivado un controvertido artículo en donde el diario noruego 'VG' acusa a la Casa Real Noruega de no mantener las correctas medidas de seguridad respecto al uso de las redes sociales por parte de los miembros de la Familia Real.
Y es que en la cuenta que el joven de 15 años posee en Instagram aparecían publicadas unas fotografías de carácter privado en donde se podía ver a los principales miembros de la Casa Real Noruega disfrutando de sus vacaciones.
El problema principal vendría, según 'VG', en que en cada instantánea se mostraba la ubicación exacta en la que se encontraban debido al GPS que incorpora la red social y esto supondría un grave riesgo para la seguridad de la Familia Real.
Ante tales acusaciones, la reacción de la Familia Real no se ha hecho esperar y los príncipes herederos: Haakon y Mette-Marit han enviado una carta abierta al redactor jefe del diario en donde califican el artículo de "especulativo, sobredimensionado y sin sustancia esencial, a costa de un niño de 15 años".
"La Familia Real tiene cientos de actos oficiales al año que se anuncian con un mínimo de 14 días de antelación. Muchos son conocidos meses antes. El programa está a menudo detallado al minuto. Ese es un riesgo de seguridad con el que vivimos cada día, cada año, toda la vida", consta en la carta, publicada en la página web de la Casa Real noruega.
"VG basa su caso en que deja rastros que cuentan dónde se encuentran él y la familia. Informaciones similares las encontraría VG en la web de la Casa Real. Además, es relativamente conocido dónde vivimos y trabajamos, dónde van a la escuela los niños o dónde tenemos casas. En definitiva, a menudo se sabe dónde estamos", aseguran poco antes de concluir diciendo que esperan mantener una buena relación con 'VG' en el futuro.