Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marruecos da por hecho que los secuestrados en Tinduf están en el norte de Mali

El Gobierno marroquí ha dado este martes por hecho que los dos españoles y la italiana secuestrados este fin de semana en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia) se encuentran en el norte de Mali.
En rueda de prensa conjunta con la jefa de la diplomacia española,
Trinidad Jiménez, de visita en Rabat, el ministro marroquí de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Taieb Fissi Fihri, ha afirmado ver similitudes entre este secuestro con el de los cooperantes catalanes raptados en noviembre de 2009 en Mauritania y conducidos posteriormente a Mali por una célula de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).
"Nos encontramos ante el mismo tipo de caso, ya que en aquella ocasión los reos habían sido conducidos al norte de Malí y el intercambio de informaciones entre Marruecos, Argelia y Mauritania fue muy importante", aseguró el ministro de Exteriores marroquí.
Jiménez ha evitado ser tan explícita ni especular sobre quiénes son los posibles autores del rapto "ante la falta de informaciones fiables y contrastadas".
La ministra ha asegurado que "el Gobierno de España trabaja de forma intensa con los estados de la región magrebí con vistas a una pronta liberación de los cooperantes españoles secuestrados en los campamentos del Frente Polisario (en el sudoeste argelino)".
"Intentamos mantener el mayor número de contactos posibles, a todos los niveles, y gestionar el asunto con la mayor discreción en aras de una pronta liberación de los secuestrados", ha asegurado Jiménez después de reunirse con Fassi Fihri por espacio de más de una hora.
La titular de Exteriores no quiso dejar pasar la ocasión para agradecer a Marruecos su "solidaridad, predisposición y colaboración en aras de una pronta liberación de los cooperantes".
Para Jiménez, "la estrecha cooperación que existe entre Madrid y Rabat en materia de Interior y de cooperación antiterrorista puede ser de gran utilidad para ayudar a resolver esta situación, como ha ocurrido en otras ocasiones".
CÉLULA DE CRISIS
Jiménez ha asegurado que desde el primer día que se tuvo conocimiento del secuestro de dos cooperantes españolas en Kenia hace 12 días se constituyó una célula de crisis en el seno de su Ministerio.
Esta misma célula, presidida por la propia ministra e integrada, entre otros, por los secretarios de Estado de Exteriores y Asuntos Iberoamericanos, por un lado, y Cooperación Internacional, por otro, sirve de "instrumento permanente del secuestro operado en los campamentos de Tinduf", destacó Jiménez.
A través de esta instancia, el Ministerio mantiene "contactos constantes" con el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, y varios ministros del Ejecutivo, así como con las ONG que trabajan sobre el terreno, en el Sahara Occidental, y los familiares de las víctimas.
En lo que concierne a la seguridad de las decenas de cooperantes españoles en los campamentos de Tinduf que gestiona el Frente Polisario, Jiménez ha confirmado que el Gobierno había transmitido a las ONG que trabajan sobre el terreno "la necesidad de aumentar y extremar las medidas de seguridad".
Asimismo, la jefa de la diplomacia española ha desvelado que se había pedido a Naciones Unidas el envío de una comisión ad hoc para valorar la situación de seguridad en los campamentos de Tinduf.
"En espera de las conclusiones de la comisión de la ONU no podemos impedir a las ONG seguir trabajando en el Sáhara, pero sí es nuestra obligación recomendarles que extremen al máximo las medidas de prevención", concluyó Jiménez.
ACUSACIONES A ARGELIA
Frente a la cautela mostrada por la ministra española, su homólogo marroquí no ha dudado en apuntar a la responsabilidad del Estado argelino en el secuestro de los cooperantes españoles.
"Se trata de una de las regiones más militarizadas y seguras del mundo. El secuestro se ha producido en un campamento cerrado, vigilado por varias unidades del Ejército argelino y del Frente Polisario, lo cual nos lleva a plantearnos qué tipo de seguridad existe en los campamentos de Tinduf, de quién son responsabilidad y qué tipo de ley de aplica en la zona", inquirió Fassi-Fihri.
Para éste, "Argelia es la gran responsable de la seguridad de los extranjeros y de los propios saharauis sobre su territorio".
El encuentro con Fassi-Fihri inaugura la que es la primera visita oficial de Jiménez a Marruecos como ministra de Asuntos Exteriores. Tras el encuentro con el jefe de la diplomacia, la titular de Exteriores española se encontrará con el ministro de Economía y Finanzas del Gobierno de Marruecos, Salahedinne Mezzouar.
De ahí, la ministra acudirá a la sede del Parlamento, donde la esperan el presidente de la Cámara de Representantes, Abdelwahed Radi, y el presidente de la Cámara de Consejeros (Senado), Mohamed Cheij Biadillah.
Posteriormente, ya en la embajada de España en Rabat, Jiménez mantendrá una reunión con el presidente de la Comisión Consultiva de Regionalización y ex embajador de Marruecos en España, Omar Azziman.
La ministra no retornará hasta mañana a Madrid, justo después de reunirse con una delegación de empresarios españoles, el colectivo de periodistas acreditados en Marruecos y efectuar una ofrenda floral en el Mausoleo de Mohamed V de Rabat.